Nuevo México pide ayuda federal contra incendios forestales

·2  min de lectura
En una imagen satelital proporcionada por Maxar Technologies muestra el incendio Hermits Peak, en Las Vegas, Nuevo México, el miércoles 11 de mayo de 2022. (Imagen satelital ©2022 Maxar Technologies vía AP) (ASSOCIATED PRESS)

SANTA FE, Nuevo México, EE.UU. (AP) — La gobernadora de Nuevo México pidió más asistencia federal para responder a los incendios forestales que arden en el norte del estado, incluyendo uno que es el segundo mayor en la historia de Nuevo México y que las autoridades estiman que ha destruido centenares de casas.

La gobernadora Michelle Lujan Grisham dijo el viernes en una carta al presidente Joe Biden que Nuevo México necesita más ayuda que la que está recibiendo bajo la reciente declaración presidencial de desastre.

La respuesta necesaria, incluyendo fondos inmediatos para retirar escombro y “una serie de medidas protectoras de emergencia”, excede las capacidades del estado y el gobierno federal debe asumir el 100% de los costos porque una parte del incendio fue desatada por brasas llevadas por el viento de una quema prescrita en el Bosque Nacional de Santa Fe, detalló la gobernadora.

Ese incendio se fundió con otro y alcanzó 1.133 kilómetros cuadrados (437 millas cuadradas). El incendio combinado de cinco semanas amenazó por un tiempo la pequeña ciudad de Las Vegas, en Nuevo México, antes de ser contenido en los límites de la ciudad en la última semana. Los bomberos continúan trabajando para impedir que el fuego llegue a varias comunidades rurales.

El sábado, las autoridades indicaron que las condiciones meteorológicas seguían incluyendo una situación propicia para incendios, como altas temperaturas y baja humedad, aunque el menor volumen de humo ha permitido a los aviones de bomberos trabajar por segundo día consecutivo para extinguir las llamas.

Los incendios forestales han surgido esta primavera en varios estados del oeste de Estados Unidos, entre ellos California, Colorado y Arizona. Los pronósticos para el resto de la primavera no son buenos para la región, con sequía y calor generados por el cambio climático aumentando las posibilidades de incendios.

En todo Estados Unidos, más de 5.180 kilómetros cuadrados (2.000 millas cuadradas) han ardido en lo que va de año —la mayor área a este punto desde 2018_, de acuerdo con el Centro Nacional Interagencias contra Incendios.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.