México muestra calles de Filadelfia en anuncios antidrogas

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — El gobierno mexicano está utilizando videos de indigentes y drogadictos del vecindario de Kensington, en Filadelfia, para una campaña publicitaria nacional para intentar ahuyentar a los jóvenes de las drogas.

Los anuncios nunca nombran la ciudad o el vecindario que aparecen en las grabaciones. Pero el cómo o por qué el gobierno mexicano decidió utilizar tomas de las calles de Estados Unidos para asustar a los mexicanos, que tienen sus propios problemas con las drogas, no está claro. Los críticos señalaron que los anuncios reciclan tácticas de miedo sobre las drogas en lugar de ofrecer ayuda o tratamiento.

Jesús Ramírez, portavoz del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, presentó con orgullo la serie de anuncios el martes. Pero no respondió a varias solicitudes de comentarios sobre dónde obtuvo el gobierno los videos de Filadelfia o la razón por la que habían decidido utilizarlos.

El uso de los videos, además de provocar inquietudes por la imagen de Filadelfia, o dudas sobre si aquellos que aparecen en las grabaciones dieron su consentimiento, generan cuestionamientos, en parte debido a que México es la fuente de la mayor parte del fentanilo que se vende en Estados Unidos.

En uno de los anuncios presentados el martes, que lleva el título “Cristal”, un narrador dice, mientras aparecen escenas de drogadictos que tiemblan o se contorsionan a lo largo de la sucia avenida Kensington: “El cristal te acaba muy rápido. Te quita el hambre y el sueño provocando alucinaciones y psicosis. Es muy agresivo para el cuerpo y la mente”.

La alcaldía de Filadelfia reconoció el problema con las drogas, pero señaló que no está limitado a una ciudad o a un vecindario, y apuntó que todas las personas son capaces de tener “esperanza, de sanar y de adaptarse”.

“La crisis de los opioides y de las sobredosis en Filadelfia forma parte de una epidemia nacional e incluso internacional, y estamos de acuerdo en que es importante que todo el mundo entienda, como señala este video, que todas las drogas callejeras presentan ahora un elevado riesgo de sobredosis debido a la extrema prevalencia del fentanilo”, dijo un portavoz del alcalde Jim Kenney.

“Dicho esto, siempre es duro ver a la gente y a los vecindarios de nuestra ciudad retratados de forma limitada y negativa. Ningún vecindario, ni ninguna persona, debe ser definida por esta trágica y extendida crisis”, señalaron.

Filadelfia está debatiendo soluciones a la crisis de las sobredosis —Kenney apoya las propuestas de lugares de inyección supervisada— mientras el número de muertes por sobredosis sigue aumentando, alcanzando las 1.276 muertes el año pasado.

Otro anuncio mexicano muestra escenas de drogadictos o indigentes caídos o de pie, pero tambaleantes, en Kensington, que puede identificarse por las señales de tránsito en los videos.

“Ahora el narco añade fentanilo para engancharte desde la primera vez. El fentanilo mata”, dice el narrador. “Es 50 veces mas potente que la heroína. Doscientas personas mueren al día por su consumo. ¡No te arriesgues, no vale la pena!”, añade.

Si bien el consumo de fentanilo sigue siendo relativamente bajo en México (casi todo es exportado a Estados Unidos), hay muchos consumidores de metanfetaminas y crack.

Sólo uno de los anuncios del gobierno utilizó una calle mexicana, uno que se enfoca en la inhalación de pegamento. Otras escenas muestran a gente con camisetas que dicen “California” y “Barcelona”.

“Son atroces los anuncios, son realmente atroces”, dijo el analista de seguridad Alejandro Hope, de México. “Creo que son unos anuncios muy mal pensados, muy mal dirigidos, resultado de una muy mala... política pública. No hay un enfoque de salud en esto”.

En lugar de ofrecer ayuda, líneas de telefónicas, asesoramiento u opciones de tratamientos —que en el sector público son casi inexistentes en México_, Hope dijo que repitieron las tácticas más agresivas de Estados Unidos para la atención de las drogas en la década de 1980.

“Mi impresión de esto es que el público de estos mensajes no son obviamente los usuarios, los jóvenes en riesgo”, explicó Hope. “A quien va dirigido esto es a un público más amplio, mucho muy conservador, que rechaza visceralmente el consumo de drogas de cualquier orden y que lo quieres activar moralmente, quieres generar un pánico moral”.

López Obrador, aunque se proyecta como un izquierdista, en realidad ha sido “profundamente conservador” en temas como las drogas, el aborto, la familia y los derechos de la mujer, señaló Hope.

Quetcy Lozada, elegida el martes para representar al distrito de Filadelfia que incluye Kensington, dijo que la zona incluye muchas familias trabajadoras que quieren quedarse y mejorar las cosas. Pero los anuncios y la frecuente atención de los medios de comunicación sólo atraen a más drogadictos y curiosos a las calles, así como más problemas, señaló.

“Filadelfia tiene muchos lugares increíbles y muchísima gente maravillosa, me avergüenza que este sea el tipo de grabación que se utiliza”, comentó Lozada. “Es inaceptable".

En un anuncio televisivo titulado “Crack”, el narrador dice, mientras se muestran imágenes de Kensington, que “consumir piedra o crack, daña tu cerebro y corazón, causando ansiedad y paranoia". El anuncio pasa rápidamente a escenas de indigentes, aparentemente captados en un parque de la zona.

Kelly Garant, coordinadora de cuidados en Filadelfia para una organización sin fines de lucro, ayuda a la gente que tiene problemas de adicciones, como alguna vez ella los tuvo, a recibir atención médica y otros servicios.

“Están en un estado de crisis, y ser explotados cuando son tan vulnerables es simplemente inaceptable”, dijo Garant. “No sabes de quién es madre, padre o hermano”.

Dentro de unos años, señaló, puede que hayan recuperado su vida, pero las imágenes podrían seguir ahí, a la vista de sus hijos, amigos y compañeros de trabajo.

La adicción “no discrimina”, dijo. Simplemente es menos visible en otros barrios.

“En otras partes de la ciudad, la gente tiene sobredosis en sus casas”, señaló. “Si hablan de campañas antidroga, hay gente drogándose dentro de sus casas y no podemos llegar a ellos”.

___

Dale informó en Filadelfia.