"En México nos están matando", gritan mujeres desde España


Luis Méndez, corresponsal


MADRID, España., marzo 8 (EL UNIVERSAL).- En un ambiente festivo, sonorizado por las consignas, los silbatos y las tamboradas, decenas de miles de mujeres se manifestaron en Madrid y otras ciudades españolas para exigir la plena igualdad y condenar la violencia de género.

Con el lema "Con derechos. Sin barreras. Feministas sin fronteras", figurando en la pancarta principal, mujeres de todas las edades y condiciones se incorporaron a la marcha para reivindicar sus derechos, acompañadas por un número significativo de hombres.

Luciendo muchas de ellas el color morado en sus prendas, las manifestantes recorrieron el trayecto que separa la glorieta de Atocha de la céntrica Plaza de España haciendo del Día Internacional de la Mujer una jornada de jolgorio, trufada de reclamos feministas que ponían el foco en las agresiones sexuales.

EL UNIVERSAL recabó el testimonio de varias de las participantes en la marcha del movimiento feminista en España que se ha convertido en referencia mundial.

"El problema es el abuso que recibimos por parte de muchas instituciones. Es necesario avanzar, sobre todo en la visibilidad, estamos muy a la cola en muchos ámbitos", dijo Izaskun, una de las participantes.

A la manifestación se sumó un contingente de mujeres mexicanas que decidieron marchar separadas de los hombres, y que iban ataviadas con diademas florales, maquillaje de catrina y camisetas blancas manchadas de sangre y con el nombre de algunas de las víctimas de feminicidio en México, mientras gritaban consignas: "En México nos están matando" o "La que quiera romper ¡que rompa! la que quiera quemar ¡que queme! y la que no ¡que no nos estorbe!".

"Nos están matando en México. Todos los días diez mujeres se están muriendo solo por ser mujeres. Además de mujeres perdidas de las que no se sabe nada. Estamos cansadas, estamos hasta la madre. Queremos que desde aquí se nos escuche. Porque estaremos lejos de casa, pero seguimos siendo mexicanas", señaló a EL UNIVERSAL Cinthia, una de las jóvenes mexicanas que han organizado la protesta en Madrid y que mandó un mensaje claro al presidente Andrés Manuel López Obrador.

"Por favor, declare la emergencia nacional. Estamos cansadas. Ayúdenos".

En esta ocasión, la mayoría de los colectivos feministas españoles decidieron no convocar una huelga para que esta herramienta de protesta popular no acabe institucionalizándose. A pesar de que el coronavirus lleva a muchas personas a evitar las aglomeraciones para aminorar el riesgo de contagio, el Covid-19 no logró amedrentar a las feministas que prescindieron de los cubrebocas para salir a las calles. En la manifestación estuvieron presentes algunas ministras y ministros del gobierno socialista y dirigentes de todos los partidos, con excepción del ultraderechista Vox.