México dice que limitará estrictamente la subcontratación

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — El gobierno mexicano informó que llegó a un acuerdo con grupos empresariales y laborales para limitar estrictamente la subcontratación laboral. Según el acuerdo anunciado el lunes, las empresas solo podrán subcontratar trabajadores en actividades no esenciales, como los servicios auxiliares.

Los empleadores deberán incluir en su nómina todos los puestos básicos y esenciales en un plazo de tres meses. Aunque la secretaría del Trabajo no precisó qué categorías de trabajos están permitidas para la subcontratación, a menudo incluyen actividades como ingeniería especializada, limpieza, mantenimiento y suministro de comidas y bebidas preparadas.

Según el acuerdo, las empresas de subcontratación tendrán que darse de alta con el gobierno y pagar todas las prestaciones a sus empleados. Además, las empresas deberán actualizar sus sistemas de contabilidad para el pago obligatorio del reparto de utilidades a los trabajadores, una medida que, según la secretaría del Trabajo, podría aumentar esos pagos en un 156%.

Muchas empresas en México han registrado a sus trabajadores principales como empleados de contratistas externos para evadir las regulaciones laborales y salariales y reducir los pagos obligatorios de reparto de utilidades.

El presidente Andrés Manuel López Obrador propuso en noviembre una iniciativa de ley que busca prohibir de manera efectiva la mayoría de la subcontratación de trabajos por parte de empresas privadas. La secretaría del Trabajo calcula que la fuerza laboral subcontratada en México creció de aproximadamente 1 millón de trabajadores en 2003 a aproximadamente 4,6 millones en 2018.

El gobierno dice que se ha abusado de esa práctica para evitar pagar a los empleados las prestaciones que les corresponden por ley. La secretaría citó el caso de un hotel en la ciudad turística de Cancún que tenía 802 trabajadores, pero sólo dos registrados como empleados propios. Muchos de los otros trabajadores fueron retenidos mediante contratos ficticios de tres meses, luego recontratados cada tres meses por una empresa pantalla diferente para evitar que acumularan antigüedad. A otros trabajadores se les registraron falsamente sus ingresos como salario mínimo, lo que redujo el monto de las prestaciones adeudadas por los empleadores.

La secretaría dijo que algunas empresas despiden a los trabajadores antes de Navidad y los recontratan en enero o febrero para evitar pagar las bonificaciones de fin de año. Las autoridades dicen que aparentemente eso afectó a más de 380.000 trabajadores sólo en 2019.

Aunque el salario mínimo de México es de apenas 5,50 dólares por día, las prestaciones son proporcionalmente más generosas, lo que hace que algunas empresas busquen evitar pagarlas. México obliga a las empresas a contribuir a los planes de salud y jubilación de sus empleados, así como a proporcionar bonificaciones anuales de fin de año y participación en las ganancias, cuando corresponde.