México y Guatemala se unen en las disculpas al pueblo maya

Agencia EFE
·3  min de lectura

Ciudad de México, 3 may (EFE).- Los presidentes de México, Andrés Manuel López Obrador, y de Guatemala, Alejandro Giammattei, se encontraron este lunes en la península de Yucatán para un evento histórico en el que el Estado mexicano pidió disculpas al pueblo maya por los agravios sufridos desde la conquista española hasta nuestros días.

Fue la primera de las dos jornadas de visita a México de Giammattei, quien el martes volverá a reunirse con López Obrador pero esta vez en la capital mexicana para abordar el aumento del flujo migratorio de Centroamérica con dirección a Estados Unidos.

PERDÓN AL PUEBLO MAYA

"Por un imperativo de ética de Gobierno pero también por convicción propia, ofrecemos las más sinceras disculpas por los terribles abusos que cometieron particulares y autoridades nacionales y extranjeras en la conquista, los tres siglos de dominación colonial y los dos siglos del México independiente", resumió este lunes López Obrador.

El evento, en el que participaron representantes mayas pero también se escucharon abucheos contra el Gobierno, tuvo lugar en el municipio Felipe Carrillo Puerto, en el caribeño estado de Quintana Roo, que fue un símbolo de resistencia indígena durante la Guerra de Castas.

Este fue un conflicto desatado en julio de 1847 entre los indígenas mayas de la península de Yucatán y las élites criollas, el cual terminó en 1901 con la ocupación de la capital maya de Chan Santa Cruz por parte de las tropas del Ejército mexicano.

El presidente de Guatemala, país con gran presencia de la cultura maya, destacó que desde la Guerra de Castas la región ha superado la esclavitud y los conflictos bélicos, pero recordó que todavía afronta problemas como la crisis migratoria.

"Seguimos enfrentando la pérdida de vidas humanas, ahora por el crimen organizado, la desnutrición y la búsqueda de oportunidades que tantas personas buscan lejos de sus casas producto de la exclusión social", apuntó como anticipo a los temas que abordará mañana con López Obrador.

PRIMERAS DISCULPAS

Fue el primero de los actos de disculpas previstos en la maratón de eventos del Gobierno mexicano para conmemorar en 2021 los 500 años de la conquista y los 200 años de la independencia de México.

López Obrador, que también prevé disculparse con la comunidad china exterminada durante la Revolución mexicana y con el pueblo yaqui, quisiera que el rey Felipe VI de España también participara en los eventos pidiendo perdón por la conquista, algo que ya ha descartado el Gobierno español.

Tras las disculpas, la representante maya Ana Karen Dzib Poot agradeció el "acto genuino" del presidente López Obrador con el pueblo maya, pero pidió que "las palabras pasen a hechos concretos".

Algunas comunidades y agrupaciones indígenas se oponen al Gobierno de López Obrador y a sus megaproyectos de infraestructura en el sur del país, como el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) que el domingo envió una delegación en barco a Europa para exponer su lucha.

GUATEMALA, EL TERCER INVITADO

Giammattei fue el tercer mandatario extranjero invitado a los eventos conmemorativos, a los que López Obrador, quien dice encabezar la Cuarta Transformación en la historia de México, ha querido dar máxima trascendencia.

El primero fue el argentino Alberto Fernández, quien participó el 24 de febrero en los 200 años del Plan de Iguala que declaraba la independencia mexicana, y que escenificó la buena sintonía ideológica con López Obrador.

Por su parte, el presidente boliviano Luis Arce estuvo en México el 24 y el 25 de marzo pasado para participar en la conmemoración de la victoria maya de Chakán Putum sobre los conquistadores españoles.

La reunión entre ambos presidentes sirvió para sepultar la crisis diplomática abierta en 2019 cuando el Gobierno de López Obrador asiló en México a Evo Morales y el entonces Gobierno interino boliviano expulsó a la embajadora mexicana en La Paz.

La semana pasada, la ministra española de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, expresó la voluntad del Gobierno español de participar en las conmemoraciones mexicanas, si bien rechaza pedir disculpas.

(c) Agencia EFE