México: gobierno presenta ley que prohíbe subcontrataciones

Associated Press
·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — El presidente Andrés Manuel López Obrador presentó el jueves una iniciativa parlamentaria para prohibir la subcontratación de trabajadores, una práctica de la que se ha abusado en México y con la que las compañías evitan cumplir con las debidas prestaciones de ley.

Las compañías suelen subcontratar empleados a agencias temporales o empresas externas con el fin de evitar gastos. Esos trabajadores laboran frecuentemente en las instalaciones de la compañía pero reciben de otra empresa su salario, que muchas veces está por debajo del de mercado. A su vez, es común que sean despedidos cada cierto tiempo para no generar derechos.

En este sentido, López Obrador denunció que la tendencia es el despido masivo de trabajadores a fin de año para que no tengan antigüedad y mostró un gráfico que indicó cómo tras meses de generación de empleo, tanto en diciembre de 2018 como en el mismo mes de 2019 se perdieron en torno a 380.000 puestos de trabajo formales. Lo mismo se registró con los peores meses de la pandemia.

María Luisa Alcalde, secretaria del Trabajo, explicó que la propuesta -un conjunto de leyes o de reformas a normas vigentes- prohibirá la subcontratación de trabajadores salvo que sea para servicios u obras especializadas y establecerá que las agencias de empleo sólo puedan reclutar o formar a trabajadores pero no contratarlos en sustitución de sus clientes. Agregó que habrá multas para quienes no cumplan la norma y hasta acusaciones de defraudación fiscal.

Alcalde ofreció dos ejemplos reales aunque no identificó a las compañías: un grupo empresarial que tiene más de 250.000 trabajadores que no se dedican a ninguna actividad y sólo se transfieren a otras empresas y un hotel del Caribe mexicano con 802 trabajadores de los cuales sólo dos tienen contrato directo con dicho hotel.

López Obrador ya había adelantado hace semanas su intención de terminar con esta modalidad de contratos. Algunos grupos empresariales criticaron la iniciativa porque, aseguran, debilitaría todavía más a la economía mexicana en un momento en que padece los efectos de la pandemia de coronavirus.