México ha generado confianza para atraer inversión en investigación clínica

Ciudad de México, 5 nov (EFE).- México ha logrado condiciones para que empresas confíen e inviertan en investigación clínica local porque ha mejorado el tiempo de aprobación de protocolos, por lo que compite para atraer estudios clínicos con todo el mundo, expresó Andrés Bruzual, director general de Roche México.

“México estaba en una posición muy desventajosa con otros países para atraer investigación y en un trabajo en conjunto con la Cofepris (la Comisión Federal de Protección Contra Riesgos Sanitarios) logramos reducir esos tiempos, hoy día podemos atraer más investigación e invertir más”, dijo Bruzual este sábado a EFE.

En el marco del Roche Press Day, celebrado esta semana, el directivo explicó que anualmente la inversión de la empresa en México para investigación clínica local es de 300 millones de pesos (unos 15 millones de dólares), cantidad que esperan duplicar para el 2024.

“Nosotros invertimos anualmente alrededor de 300 millones de pesos en investigación clínica local y nuestro plan es duplicar esa cantidad para el 2024, pero ahora sí se están dando de alguna manera las condiciones que antes no teníamos”, reveló.

Señaló que hasta el año pasado los tiempos de aprobación de los protocolos técnicos de estudios clínicos ante la Cofepris, el órgano regulador, era de alrededor de 190 ó 200 días.

Pero ahora ese tiempo se ha reducido a entre 35 y 40 días, lo que ha aumentado la confianza de la farmacéutica en el país.

La aceleración de los tiempos, detalló, fue producto de un trabajo conjunto entre Roche, la embajada de México en Washington y la Cofepris.

“Hemos podido trabajar y lograr demostrarle a Cofepris y al Gobierno los beneficios que tiene hacer estudios clínicos e investigación en México. Tiene mucho valor el hecho que haya pacientes mexicanos en estudios clínicos multicéntricos porque la respuesta (a los fármacos) no siempre es similar”, apuntó.

APOYO PARA EL SISTEMA SANITARIO

El directivo precisó que en México uno de los principales problemas es el tiempo que toma a los pacientes llegar al diagnóstico y tratamiento oportuno, lo que incide en que enfermedades como el cáncer se desarrollen hasta convertirse en metastásicas.

“No tiene que ver con un tema de epidemiología, tiene que ver con el tiempo en que el paciente llega a un médico de primer contacto y es remitido con un médico especialista”, lamentó.

Por ello, dijo, Roche se ha enfocado a trabajar para ayudar al sistema de salud y reducir esos tiempos.

“Es lo que nosotros llamamos el viaje del paciente, el cual se agudizó durante la pandemia”, comentó.

Sin embargo, para Bruzual, la pandemia de covid-19 representó un “parteaguas”, pues abrió oportunidades para saber dónde se debe trabajar para mejorar los sistemas de salud y entender que el paciente es el centro de todo.

“Si todos pensamos primero en el paciente es mucho más fácil”, afirmó.

Y destacó que es indispensable ver a la salud como una inversión y no como un gasto.

“Hay estudios que demuestran que la salud es inherente al crecimiento económico y al desarrollo económico y social de un país, entonces el problema es que, mientras nosotros sigamos viendo la salud como un gasto y no como una inversión, no vamos a ver consecuencias mucho más allá de mejorar la salud personal”, concluyó.

(c) Agencia EFE