México: escapan ocupantes de avión en el que iban vacunas

Associated Press
·3  min de lectura

CIUDAD DE MEXICO (AP) — El piloto y los seis pasajeros hondureños de una aeronave privada en la que fueron incautados miles de envases con supuestas vacunas falsas contra el coronavirus lograron escapar de un hotel al sur de México tras ser identificados por las autoridades.

La Fiscalía General anunció el miércoles que el piloto y los seis pasajeros que abordarían el avión privado en el aeropuerto mexicano de Campeche con destino a la ciudad hondureña de San Pedro Sula lograron evadirse de la vigilancia luego de ser ubicados en un hotel.

Las autoridades no informaron la identidad de los solicitados y sólo indicaron que se solicitó al Instituto Nacional de Migración una alerta migratoria para los siete ocupantes.

En medio de la polémica desatada tras el decomiso de las miles de supuestas dosis falsas de la vacuna rusa Sputnik V contra el coronavirus, la Fiscalía General dijo en un comunicado que aún no ha recibido la opinión pericial de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) sobre cuál es el contenido de los 1.062 envases que fueron incautados el 17 de marzo, condición que es indispensable para judicializar el caso.

El Ministerio Público descartó en el escrito haber recibido presión alguna de parte del gobierno federal o local por el proceso.

La Administración General de Aduanas y el Ejército mexicano localizaron el 17 de marzo los frascos de la supuesta vacuna rusa en el fondo de una hielera que estaba en un avión privado que se disponía a trasladarse a San Pedro Sula.

Las autoridades mexicana consideraron las vacunas como reales y las resguardaron e iniciaron una investigación sobre el decomiso. Sin embargo, el Fondo Ruso de Inversión Directa, que es la instancia pública que se encarga del manejo de la Sputnik V en el extranjero, informó poco después que se trata de “un lote de falsas vacunas” contra el coronavirus.

Las versiones de prensa señalan que la aeronave implicada en el caso fue rentada por la empresa hondureña Grupo Karim’s. Sin ofrecer mayores detalles sobre la adquisición de las supuestas vacunas rusas, el Grupo Karim’s reconoció la víspera por primera vez que estaba detrás del embarque y negó que buscara introducir de manera ilegal los medicamentos en Honduras.

Al defender la importación de las vacunas, el Grupo Karim’s, que se dedica a la fabricación de ropa, descartó en un comunicado que las dosis estuviesen destinadas a la venta en la nación centroamericana, tal como señalaron algunas versiones de prensa, e indicó que las vacunas serían aplicadas de manera gratuita a sus colaboradores y familiares.

La organización no ofreció detalles sobre la cantidad de vacunas que compró, cómo las adquirió, ni la veracidad del medicamento.

México empezó a utilizar la Sputnik V en febrero y ha recibido 400.000 dosis de la vacuna y espera la llegada de 500.000 más en los próximos días.

Honduras aprobó el uso de emergencia de la vacuna rusa en febrero y este mes anunció la compra de más de 4 millones de dosis pero ninguna ha llegado todavía al país centroamericano.