Nuevo México demanda a Google por recopilar sin permiso información de niños

Agencia EFE

Tucson (AZ), 20 feb (EFE News).- El estado de Nuevo México presento este jueves una demanda en contra Google, acusando al gigante de las comunicaciones de violaciones a la privacidad al recopilar información personal de estudiantes menores de 13 años.

El procurador de Justicia de Nuevo México, Héctor Balderas, dijo en un comunicado de prensa que su oficina tiene evidencia de que Google utiliza sus productos para recopilar grandes cantidades de valiosa información personal, sin el consentimiento de los padres de niños.

Entre los productos de Google citados en la demanda se encuentran Gmail, Docs, Google Cromebooks, computadoras y computadoras portátiles que frecuentemente son utilizadas en las escuelas públicas como herramientas de estudio.

"La seguridad de los estudiantes debe ser la prioridad número uno para cualquier compañía al brindar servicios a nuestros niños, particularmente en las escuelas", dijo Balderas.

Señaló que "seguir la información de los estudiantes sin el consentimiento de los padres no es solamente ilegal, sino también peligroso", y advirtió que su oficina "hará responsable a cualquier compañía que comprometa la seguridad de los niños de Nuevo México".

De acuerdo con la demanda, en la información recopilada se incluyen los sitios web que los estudiantes han visitado, términos buscados en Google así como en YouTube, lista de contactos y grabaciones de voz, entre otros.

La Fiscalía asegura que Google sigue la información de los menores a través del internet mediante sus servicios en los hogares, así como dentro y fuera de la esfera educacional, para beneficio comercial.

La ley federal prohíbe que las compañías recopilen este tipo de información de niños menores de 13 años sin el consentimiento previo de sus padres o tutores legales.

La Oficina de la Fiscalía de Nuevo México presentó una demanda similar contra Google y otras compañías tecnologías en septiembre de 2018 por la recopilación ilegal de información de aplicaciones para teléfonos móviles dirigidas especialmente a niños.

Estas compañías han negado las acusaciones y el caso se encuentra en espera de una decisión por parte de un juez federal en Albuquerque.

La Oficina de la Fiscalía informó a las escuelas públicas que no hay un daño inmediato si siguen usando los productos de Google y que la demanda no debe alterar la enseñanza diaria.

(c) Agencia EFE