México y Bolivia sellan su amistad con un homenaje a los pueblos indígenas

México, 25 mar (EFE).- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y su homólogo boliviano, Luis Arce, sellaron este jueves la amistad entre ambos países con la conmemoración de la victoria maya frente a los españoles de Chakán Putum de 1517, convertida en una reivindicación de los pueblos indígenas.

"Hermanos mexicanos, solo la hermandad de nuestros pueblos mantendrá a nuestra América como la región que nuestros héroes habían concebido. Como nuestros hermanos indígenas originarios la habían concebido", expresó Arce desde Champotón, en el suroriental estado de Campeche.

Con la conmemoración de la victoria frente a los conquistadores españoles, el mandatario boliviano puso fin a dos días de visita oficial a México, invitado por López Obrador para participar en el maratón de eventos previsto para 2021 por los 500 años de la conquista y los 200 de la independencia mexicana.

Antes de la visita de Arce, el presidente de Argentina, Alberto Fernández, inauguró las celebraciones al conmemorar los 200 años del Plan de Iguala, que materializó la independencia mexicana.

Arce transmitió a López Obrador desde el lugar del triunfo maya el "agradecimiento del pueblo boliviano" por invitarle a "una de las conmemoraciones más significativas de la historia mexicana".

"El valeroso pueblo maya que hoy habita Champotón se resistió a la invasión de foráneos defendiendo sus tierras y su entorno con la firmeza que caracteriza a nuestros pueblos indígenas, de los que hemos heredado el legado de la dignidad y el coraje que llevamos dentro cada uno de los habitantes de nuestra América", aseveró.

CRISIS POR LA PANDEMIA

Tras la reivindicación de los pueblos indígenas, bandera del Gobierno boliviano desde la llegada al poder de Evo Morales, Arce tuvo tiempo de recordar "la necesidad de conversar con los mayores acreedores para alivianar la deuda de los países en desarrollo" tras la crisis derivada de la pandemia de covid-19.

El presidente de Bolivia aprovechó el estrado para reclamar también la universalización de las vacunas contra la covid para que toda la población pueda ser inmunizada "sin excepción, sin discriminación".

El mandatario celebró asimismo el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países, rotas en el periodo de Gobierno interino después de que México asilara a Morales y a otros miembros de su Ejecutivo, Arce incluido, tras ser obligado a dejar el poder.

"México y Bolivia, como países hermanos, hemos retomado las históricas relaciones de amistad y confraternidad que lamentablemente durante el año 2020 se vieron paralizadas", destacó.

López Obrador recogió el guante para reconocer "la forma tan fraterna" en la que Bolivia "ha atendido la justa demanda de los pueblos originarios de su país" desde la toma de posesión de Morales en 2006.

ELOGIOS MUTUOS

"Bolivia es el mejor ejemplo a seguir en este importantísimo asunto. En Bolivia, luego de dictaduras y de regímenes autoritarios entreguistas, llegó a la Presidencia un indígena, Evo Morales. Y en 14 años cambió la realidad que imperaba de oprobio y desprecio a la población mayoritariamente indígena por una forma de vida fincada en la igualdad", manifestó López Obrador.

El mandatario mexicano tuvo tiempo de alabar al pueblo boliviano por la "lección de civismo y democracia" que dio en octubre pasado, en las primeras elecciones democráticas tras el "golpe de Estado" de 2019, al elegir a Arce, responsable de las finanzas bajo el mandato de Morales y reconocido también por López Obrador

"(Arce) fue el encargado del manejo de la economía y supo equilibrar crecimiento con bienestar. Ustedes han logrado en Bolivia cosas espectaculares, maravillosas. Han sido el país con más crecimiento económico del continente en más de una década, recuperaron los recursos naturales del país que estaban en manos de extranjeros y sacaron de la marginación a millones de familias", indicó.

El presidente de México no mencionó aspectos económicos o de otra índole, sino que dedicó la mayoría de su intervención a ensalzar la victoria de Chakán Putum contra los españoles, que usaron esa derrota para "marcar la pauta de la conquista" que culminó cuatro años después, en 1521.

"Este acto es un homenaje a los héroes anónimos de la resistencia indígena que enfrentaron hasta donde pudieron el sometimiento de tres siglos impuesto por el régimen colonial", insistió, antes de proclamar que su Gobierno "tiene como tarea fundamental combatir el clasismo, la discriminación y el racismo".

"Sigue vigente por desgracia el racismo impuesto por los conquistadores y afianzado durante los tres siglos de dominación colonial", lamentó.

Con este simbólico acto, Arce cerró la agenda de dos días de visita oficial a México, en los que asistió a una conferencia matutina de López Obrador, firmó una declaración conjunta, fue nombrado huésped distinguido de Ciudad de México y participó en una sesión solemne del Senado.

(c) Agencia EFE