México atribuye a factores de riesgo primer muerte por COVID-19

Agencia EFE

México, 19 mar (EFE).- El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud del Gobierno de México, Hugo López-Gatell, destacó este jueves que el primer muerto en el país por COVID-19 "ilustra exactamente" el impacto de esta pandemia en personas con factores de riesgo como la obesidad y la diabetes.

"Lo que vemos con el deceso de ayer es que las personas que tienen enfermedades crónicas, en este caso obesidad y diabetes, tienen un riesgo aumentado de tener la forma complicada en la enfermedad", sostuvo durante la conferencia matutina del presidente mexicano, país donde más del 70 % de la población adulta tiene exceso de peso.

Y según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) de 2018, cerca de 8,6 millones de personas -el 10,3 % de la población- tienen diabetes.

Por ello, el Gobierno mexicano declaró en 2016 emergencia sanitaria epidemiológica por diabetes y obesidad en el país.

Pese a acumular 118 casos y a contabilizar el primer muerto por coronavirus este miércoles, el subsecretario insistió en que por ello no se avanza directamente hacia una nueva fase de contención en lo que será "una epidemia larga".

"Es previsible que en este momento de transición entre la fase uno (de contagios importados) y la fase dos (con contagios comunitarios) ya se empiecen a reconocer decesos", explicó López-Gatell.

Aunque "casi todos los estados" del país ya cuentan con casos de coronavirus, el funcionario descartó que ya haya una situación de "transmisión dispersa".

"Todos estos 118 casos han podido ser identificados como fuente de infección, ya sea un viaje al extranjero o la visita de una persona", argumentó.

El funcionario enfatizó que la "enorme mayoría de casos", sobre un 80 %, van a ser leves y exhortó a los colectivos de riesgo, es decir gente con enfermedades crónicas, ancianos y mujeres embarazadas, a buscar atención médica desde que presenten el primer síntoma.

El paciente fallecido, según reportó la Secretaría de Salud en la noche de ayer, empezó a mostrar los síntomas de la enfermedad el pasado 9 de marzo.

La esposa del fallecido reveló a medios locales que el paciente, que tendría 41 años, acudió a un concierto en el Palacio de los Deportes de Ciudad de México el pasado 3 de marzo, un recinto con capacidad para unos 22.000 espectadores.

El primer muerto por coronavirus estaba ingresado en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) de la Ciudad de México y según su mujer nunca le dieron un diagnóstico claro.

"Nunca me enseñaron nada, ni papeles ni pruebas de laboratorio, pero ellos afirmaban que ya lo tenía (el coronavirus). Primero lo manejaron como una neumonía por influenza, nada más", aseguró la mujer.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que por el momento no hay ningún "imprevisto" que haga cambiar el plan respecto a la pandemia y respaldó a los mandatarios de salud.

"Se está actuando de manera responsable y no debe caerse en el miedo, en la psicosis", dijo el presidente en su conferencia matutina, a la par que enfatizó que el país está "preparado médicamente".

De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México tiene 1,4 camas por cada 1.000 habitantes, mientras que España tiene 3, Italia 3,2, y China 4,2.

Pese a este dato, el mandatario mexicano remarcó este jueves que "no hay falta de recursos" y ya se está ejerciendo presupuesto para hacer frente a la pandemia, que estiman que se propagará con mayor velocidad en el país entre el 20 y el 30 de marzo, y se alargará durante unas 12 semanas.

(c) Agencia EFE