México y Argentina buscan afianzar histórica alianza con visita de Férnandez

Agencia EFE
·4  min de lectura

México, 21 feb (EFE).- El Gobierno mexicano y el de Argentina buscarán consolidar su histórico acercamiento con la próxima visita del presidente argentino Alberto Fernández a México y una alianza por las vacunas de covid-19 para afianzar su liderazgo en Latinoamérica.

Los íconos de la izquierda regional estrecharán sus lazos con el viaje de Fernández, quien el lunes ha de comenzar su recorrido oficial con una visita a una envasadora de vacunas, el martes participará en una sesión solemne del Senado mexicano y el miércoles será orador de la conmemoración del 24 de febrero de los 200 años del Plan de Iguala para declarar la Independencia de México.

La invitación que hizo el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, "simboliza una concordancia de visiones", explica a Efe la internacionalista Ana Vanessa Cárdenas, profesora de la Universidad Anáhuac y el Tec de Monterrey.

"Simbólicamente es importante esta visita, y habla del acercamiento ideológico que tienen y que ambos han sido muy cautelosos en no caer en el acercamiento con las izquierdas del tipo heterodoxo, como la de Nicolás Maduro (en Venezuela)", observa la académica.

LA DIPLOMACIA DE LA VACUNA

López Obrador reveló este viernes que Fernández recorrerá el lunes la fábrica del Estado de México que envasa la sustancia activa producida por Argentina para la vacuna de AstraZeneca y la Universidad de Oxford que ambos gobiernos negociaron.

"Participan fundaciones y participó el gobierno de Argentina y participó el Gobierno de México, y esa vacuna ya se está envasando en nuestro país", presumió el pasado viernes el mandatario.

Ambos países firmaron un acuerdo en agosto pasado para producir hasta 250 millones de dosis del fármaco para el resto de América Latina con apoyo de la Fundación Carlos Slim.

"Se han querido erigir como líderes o garantes de América Latina y el Caribe para que no quedaran estos países sin el suministro de vacunas, como hemos visto, el abastecimiento no ha sido homogéneo", opina Erik del Ángel Landeros, profesor de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Esta diplomacia de la vacuna arreció esta semana con el reclamo de México en el Consejo de Seguridad de la ONU, en el que denunció el acaparamiento de los fármacos en los países ricos, una postura que respaldó Argentina.

Por ello, el internacionalista cree que ambos presidentes podrían anunciar alguna estrategia para "aglutinar" a la región.

"Pueden tratar de ser los líderes y ser quienes logren que el mercado de vacunas se abra para América Latina y el Caribe, y ponerse la estrellita", considera Landeros.

EL "EJE DEL BIEN"

Cuando visitó México como presidente electo, en noviembre de 2019, Fernández insistió en crear un eje progresista en América Latina con un papel protagonista de México.

Después, en el anuncio del acuerdo de AstraZeneca en agosto pasado, el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, habló de un "eje del bien".

"Un amigo de Brasil me dijo: 'Hagan un eje del bien, ocúpense del bien no de hacer politiquería'. Y aquí está, esto es hacer el bien, esto es garantizar que la población de nuestros países y de América Latina y el Caribe tengan acceso a la vacuna", declaró.

Además, México ha asumido el liderazgo de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y con Argentina impulsa la Agencia Latinoamericana y Caribeña del Espacio (ALCE), recuerda el profesor Landeros.

"Quieren consolidar su liderazgo regional, hacerse muy fuertes a nivel regional, también en temas de comercio. Es una luna de miel en la que están tratando de avanzar en todo lo que puedan", comenta el académico.

AMISTAD PRAGMÁTICA

Pero la idea de un "eje del bien" también le sirve a López Obrador y Argentina para distanciarse de gobiernos de derecha como el de Chile y Brasil mientras se desmarcan del estilo de la izquierda venezolana, apunta la profesora Cárdenas.

"Pensando en las futuras elecciones intermedias, es importante que López Obrador tenga apoyos en mandatarios que tienen una visión ideológica cercana progresista, pero que no se identifiquen con Maduro o Castro en Cuba, pero sí con un discurso antineoliberal que él maneja", expone.

En tanto, señala la académica, Fernández ha aprovechado la cercanía de México con Estados Unidos para que López Obrador intercediera el año pasado con los tenedores de deuda de Argentina.

Aun así, la internacionalista advierte que México no ha roto la inercia de concentrar sus relaciones internacionales en Estados Unidos.

"El acercamiento sí es de cooperación con su homólogo, pero no hay un compromiso que México asuma, y que se esperaba de López Obrador cuando llegó, con las izquierdas latinoamericanas para que fuese líder", manifiesta.

(c) Agencia EFE