México apuesta por reconvertir estado minero fronterizo

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — México aspira a reconvertir Sonora, un estado minero en la frontera con Estados Unidos, para que se vuelva un foco de desarrollo económico basado en la generación de energía solar, la explotación de litio y la promoción de la industria automotriz.

Ese es al menos el plan que el presidente Andrés Manuel López Obrador, dijo el miércoles, ya ha discutido con su homólogo estadunidense Joe Biden, cuya administración ha hecho una decidida apuesta por las energías renovables.

“Yo creo que va a tener mucho apoyo”, afirmó. “Es de interés para inversionistas nacionales y extranjeros”.

Sonora, fronterizo con Arizona, es el principal punto de extracción de carbón del país con minas que operan sin condiciones de seguridad, como recordó el accidente ocurrido el 3 de agosto en el que 10 mineros quedaron atrapados y todavía no han podido ser rescatados.

También es una región de gran actividad del crimen organizado porque es una ruta de tráfico de migrantes y droga.

López Obrador ha sido criticado por dar mayor poder a las empresas estatales -la Comisión Federal de Electricidad o Petróleos Mexicanos- que producen energías sucias en detrimento de compañías privadas que apostaban más por las renovables.

El llamado “Plan Sonora” buscaría apaciguar parte de esas críticas, muchas de las cuales llegaron desde inversores estadounidenses, y que México se adelante a los planes de Estados Unidos, que este mes aprobó una legislación con enormes incentivos para la generación de energías renovables y que está apostando con fuerza por la construcción de vehículos eléctricos.

Según explicó el mandatario, el plan contempla terminar la planta solar que ya se empezó a construir en Puerto Peñasco, en el Golfo de California, y construir después dos o tres más; explotar las reservas de litio que se han detectado en el estado para la producción de baterías y buscar que se produzcan más automóviles en Sonora, además de la planta de Ford que ya existe.

“Sonora reúne todas las condiciones”, indicó, tiene sol, puertos, reservas del estratégico mineral, gasoductos y un gobierno afín al Ejecutivo federal que apoya la propuesta presidencial.

México nacionalizó en mayo el litio y hace solo una semana quedó constituida la compañía estatal Litio para México o LitioMx que será la encargada de la exploración, explotación y aprovechamiento de este mineral "para beneficio exclusivo del pueblo de México”, según la ley.

El presidente mexicano adelantó que el primer director de LitioMx será el hijo de un funcionario de su gobierno que está terminando un doctorado en Estados Unidos.

Dicha compañía tendrá capital público y privado y el gobierno confía en que estén interesados en ella inversores alemanes, chinos y estadounidenses como ha sucedido en Bolivia, un país con grandes reservas de este mineral y que está asesorando a México.

En junio, en el Foro de las Principales Economías sobre Energía y Clima, el gobierno mexicano se comprometió a potenciar la energía solar sobre todo a través de inversiones privadas en la frontera con Estados Unidos y a que el 35% de toda la energía que consume el país proceda de fuentes limpias y renovables para 2024.

El compromiso llegó tras meses de disputas por los cambios legales que ha realizado esta administración desde 2021 en materia eléctrica y que, en palabras del embajador estadounidense en México, Ken Salazar, abrieron la puerta “a litigios sin fin, generando incertidumbre y obstruyendo la inversión”.

En ese momento López Obrador ya hablaba de que había acuerdo con 17 empresas estadounidenses del sector energético para garantizar inversiones destinadas a generar energía solar y eólica.