México acuerda luchar contra basura marina

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 11 (EL UNIVERSAL).- Como parte de los compromisos que adquirió el gobierno mexicano en el capítulo de Medio Ambiente del T-MEC, México se incorporó a la Iniciativa Global contra Redes de Pesca Fantasma (Global Ghost Gear Initiative o GGGI, por sus siglas en inglés).

En el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) se estableció que los socios tomarán medidas que prevengan y reduzcan la basura marina, como lo pueden ser las redes de pesca que se abandonan, desechan, se pierden o tiran en el mar, denominadas "redes fantasma".

La Secretaría de Economía informó que la iniciativa la firmó el gobierno federal el pasado 20 de octubre, lo que "refleja la voluntad de nuestro país por proteger nuestros océanos, así como la intención de cumplir con las obligaciones ambientales asumidas en el T-MEC".

Entre los objetivos de la Iniciativa está el mejorar los ecosistemas marinos, proteger la fauna del daño que causan las redes de pesca, contribuir a la salud y con los medios de vida de las comunidades humanas.

Antes de la adhesión a esa iniciativa la Secretaría de Relaciones Exteriores realizó una consulta intersecretarial entre las secretarías de Marina, de Agricultura y Desarrollo Rural, de Medio Ambiente y Recursos Naturales, y de Economía, además de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca, del Instituto Nacional de la Pesca, de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente y de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas.

"Las redes fantasma constituyen la forma más letal de plástico marino, ya que capturan la vida silvestre de manera no selectiva y ocasionan su muerte", de acuerdo con el Fondo Mundial para la Naturaleza, organismo que afirma que cada año entre 500 mil y un millón de toneladas de equipos de pesca se abandonan o se pierden en el océano cada año.