México abandera presión en la ONU para garantizar acceso a vacunas anticovid

México, 18 feb (EFE).- México se ha posicionado como uno de los países que más presionan ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para garantizar el acceso universal de las vacunas anticovid-19, denunciando acaparamiento de las naciones más ricas y creando lazos con otra naciones latinoamericanas como Argentina.

"Lo que se planteó (ante la ONU) es la necesidad de revisar, acelerar mecanismos para que, estando en su derecho esos países (ricos) de avanzar en su proceso de vacunación, puedan también paulatinamente ir avanzando los otros países", dijo este jueves a Efe Juan Ramón de la Fuente, embajador de México ante la ONU.

El funcionario explicó que este miércoles "prácticamente todos los países" miembros del Consejo de Seguridad de la ONU pidieron aplicar la Resolución 74/274 de la Asamblea General de la ONU para hacer que el mecanismo de Covax -que ha de garantizar el acceso universal a las vacunas- funcione.

Hasta ahora, el mecanismo Covax ha resultado "insuficiente" y, según los datos de la misma ONU, de los 130 millones de las primeras vacunas que se aplicaron, "tres cuartos de ellas se concentraron tan solo en 10 países".

Esta no es la primera ocasión en que México utiliza su importancia geopolítica para exigir vacunas para todo el mundo, mostrándose crítico con las naciones ricas que acapararían los antídotos.

No obstante, el doctor Malaquías López, profesor de Salud Pública de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), aseguró este jueves a Efe que el acaparamiento de fármacos no es algo que sorprenda y "ha sido una constante históricamente".

Explicó que los países que actualmente acumulan las vacunas son aquellos que tienen los recursos financieros para desarrollarlas. "Y puede ser hasta romántico que se pida que no se acaparen porque los países no van a dejar de inocular a su población para ceder las vacunas a los más pobres", sentenció.

EL INCOMPLETO MECANISMO COVAX

Al inicio de la pandemia, la Alianza Global para la Vacunación y la Inmunización (Gavi), la Coalición para la Promoción de Innovaciones en pro de la Preparación ante Epidemias (CEPI) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) crearon el Fondo de Acceso Global para Vacunas Covid-19, conocido como Covax.

El objetivo era garantizar el acceso equitativo a las vacunas que se lograran desarrollar contra la covid-19. Sin embargo, a decir de De la Fuente, "estamos ante una situación de una enorme complejidad donde la producción de vacunas no es suficiente, donde la demanda rebasa a la oferta, donde las vacunas que se producen se están acaparando por unos cuantos países".

Carolina Gómez, epidemióloga y maestra en Salud Pública, lamentó que una decena de países concentren hoy dos terceras partes de las vacunas y señaló que esto deja en incertidumbre al resto de las naciones e impide conocer el funcionamiento del mecanismo para la adquisición de las mismas.

"No tenemos claro cómo será ni esto nos ha llevado a una circunstancia muy adversa", manifestó a Efe.

De acuerdo con De la Fuente, actualmente hay unos 130 países "en donde no se ha puesto una sola vacuna" y por ello es "muy oportuno que lo volviera a revisar el Consejo de Seguridad".

Al respecto, Malaquías López indicó que esto era esperable, ya que "los países con más dinero siempre serán los que lleven la ventaja y en este caso, si desarrollan la vacuna, es natural que quieran quedarse con ellas", apuntó.

GESTIÓN DE MESES

México, de 126 millones de habitantes, es uno de los países de América Latina que más se ha movido para poder vacunar a su población, aunque el proceso sobre el terreno avanza despacio y con algunos obstáculos.

Actualmente, tiene comprometidos 34,4 millones de dosis de Pfizer, 79,4 millones de AstraZeneca, 35 millones de CanSino, 24 millones de la rusa Sputnik V, diez millones de la china Sinovac y 51,1 millones de la plataforma Covax.

Pero la gestión de México ha ido más allá de sus fronteras y desde el comienzo de la pandemia ha clamado para que los más desfavorecidos pudieran tener acceso a insumos médicos, medicamentos y las vacunas.

Durante una cumbre virtual del G20 el 3 de abril de 2020, el presidente Andrés Manuel López Obrador urgió a que la ONU a controlar el comercio de medicamentos y equipos, alertando de que había "escasez" y "acaparamiento" por parte de "quienes tiene más posibilidad económica".

Además, instó a que cuando llegara la vacuna, arribara por igual a todas las naciones.

Ese mismo mes, México presentó una propuesta ante la ONU para pedir que el organismo regulara y verificara una distribución equitativa de insumos médicos para atender la pandemia de la covid-19, la cual fue respaldada por 179 países miembros del organismo.

También presentó un proyecto de cooperación para asegurar el acceso global a los medicamentos, vacunas y equipo médico.

Además, México y Argentina cerraron un acuerdo en agosto que fue visto como un logro regional al cerrar un acuerdo con la farmacéutica AstraZeneca para que ambos países produjeran y distribuyeran su futura vacuna -mucho más económica que otros antídotos- en América Latina y el Caribe.

¿POCO IMPACTO?

Carolina Gómez consideró que aunque la demanda de México es válida podría tener bajo impacto ya que, a ojos de la OMS, el país no ha tenido un buen manejo de la pandemia.

"Ante la OMS somos un país que no ha tenido una estrategia eficaz para detener el número de contagios y tampoco existe un plan de vacunación", apuntó.

Al respecto, Malaquías López indicó que México no es un país "tan influyente en el mundo" como para lograr que acabe el acaparamiento. Y señaló que el factor económico juega un papel fundamental "pues los países que tienen los recursos serán los que tengan las vacunas".

Manifestó que solo en caso de que estas naciones tengan un exceso de biológicos, empezarán a distribuirlas a los países con menos recursos.

AVANZA VACUNACIÓN EN LATINOAMÉRICA

A día de hoy, América Latina y el Caribe van con mucho retraso en el acceso y distribución de las vacunas contra la covid-19.

Chile es el país que va por delante con más de 2,3 millones de vacunas aplicadas, lo que significa 12,43 dosis por cada 100 habitantes, mientras que Brasil promedia 2,82, Argentina 1,36 y México 0,84 dosis.

Cuba, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Uruguay y Haití todavía no tienen vacunas y Paraguay recibe sus primeras dosis este jueves.

De la Fuente aseguró que tras la reunión del miércoles, Estados Unidos y China hablaron de poner a disposición del mecanismo Covax hasta 10 millones de vacunas, "lo cual son muy buenas noticias" para el mundo.

(c) Agencia EFE