México y África unidos por la música

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 27 (EL UNIVERSAL).- En 2022 el grupo Saltapatrás llegará a una década de trayectoria y su fundadora Cecilia Pérez Urías asegura que ha sido un proyecto que les ha dado mucho, como acercarlos a otras disciplinas como la danza, además de llevarlos con su propuesta a otros países.

"Hemos crecido mucho como artistas y como personas, hemos aprendido mucho durante este trayecto y queremos seguir haciendo música, pero sobre todo dándosela a la gente porque para eso es nuestro trabajo", dijo la violonchelista Cecilia Pérez, quien junto a Diego Pérez Barrueta (bajo) y Osvaldo Peñaloza (percusiones), se han dedicado a difundir la música popular y tradicional de México.

Como una forma de celebración previa, Saltapatrás se presentará el 28 de agosto en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris, con el espectáculo "Música para los diablos", cuyo título tiene un significado muy especial.

Cecilia explicó que el año pasado pudo viajar a África, donde conoció un instrumento llamado balafón, que es muy parecida a la marimba pero está compuesto por doce grandes teclas de madera y resonadores de calabaza, de distintas dimensiones y grosor.

"Me explicaron los maestros africanos que había muchas leyendas en torno a él, como que era un instrumento de los diablos, es decir de los espíritus africanos y ellos fueron quienes lo dieron al hombre, también me comentaron cómo los diablos interactuaban con el instrumento y daban la inspiración para tocarlo; entonces decidimos hacer música original para él y por eso el espectáculo se llama Música para los diablos".

Pero esta idea no sólo dio paso a un show, también a un disco homónimo que en su propuesta se puede escuchar una fusión de música mexicana y cubana, pero que tienen las raíces africanas muy marcadas.

"Para nosotros es muy importante esta parte de la negritud, que está muy marcada en la cultura, la música y la danza, y también en lo social, porque vivimos mucha discriminación en el mundo y problemas de migración, así que hablamos de esto en la letra de las canciones, de lo que significa ser diferente e ir a un país que no es el tuyo".

La artista considera que es muy conveniente abordar estas temáticas, porque sí es necesario hacer visible que en la frontera sur los migrantes no son tan bien tratados por los mexicanos, aunque a ellos les toque padecer lo mismo cuando van a otros países, por eso es fundamental llamar a la no discriminación y al buen trato a los inmigrantes en general.

Para esta presentación en el Teatro de la Ciudad, Saltapatrás tendrá algunos invitados especiales, como un maestro de danza tradicional africana que viene de República del Congo; además de que el show estará basado prácticamente en su tercer disco "Música para los diablos", pero también incluirán canciones de sus anteriores trabajos.

"Estamos felices de volver, ya nos hacía falta estar en contacto con el público, nos urge volver a los escenarios. Si bien pudimos durante la pandemia hacer cosas en streaming, que de otra forma no se podrían, como clases de música o conciertos; finalmente no es lo mismo que estar cerca de alguien, además la música es mucho mejor en persona que en video, por eso que bueno que se pudo hacer este concierto".

La agrupación aprovechó el confinamiento para montar las nuevas canciones y darle forma a este espectáculo, el cual no comenzaron desde cero, porque Saltapatrás ya tenía un trabajo anterior con fusiones de música africana y mexicana, se trata de su segundo disco "Cuentos africanos" para niños y fue algo que les gustó mucho.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.