Médicos protestan por ser excluidos de vacunas anti Covid en Toluca

·2  min de lectura

TOLUCA, Méx., enero 13 (EL UNIVERSAL).- "La vacunación anti Covid-19, es un tema de vida o muerte”, externaron médicos anestesiólogos, que fueron excluidos del proceso de vacunación, durante una protesta frente al Hospital General Nicolás San Juan del Instituto de Salud del Estado de México.

Al iniciar el proceso de vacunación para personal médico de primera línea, "no se nos tomó en cuenta. A principios de semana si nos tenían considerados. Ayer nos informaron que a nivel federal se redujo la cantidad de vacunas y excluyeron a médicos anestesiólogos y residentes", afirmó la doctora Citlalli Rosario González Chávez, médico anestesiólogo, con especialidad en vías aéreas que intuban pacientes Covid-19.

"Esta vacuna es una cuestión de vida o muerte. Nos dicen que todos nos vamos a vacunar en algún momento, pero hay una gran diferencia en vacunarnos hoy o en 15 días, un mes o en medio año. Es una cuestión de vida o muerte", reiteró González Chávez.

"Los compañeros que fallecieron el mes pasado, si la vacuna hubiera estado lista seguramente ellos estarían aquí. Igual nosotros seguimos al frente con pacientes infectados, la semana que entra cualquiera de nosotros puede enfermarse y en 15 días ya no estar aquí", aseveró la anestesióloga.

Los anestesiólogos y residentes estamos atendiendo pacientes Covid-19, tan es así que 90% se han contagiado durante esta pandemia. "Yo me contagié en julio". Afortunadamente nadie de los anestesiólogos han fallecido, "pero hay cinco compañeros que ya murieron en este hospital, la mayoría de los residentes se contagiaron, algunos de ellos estuvieron muy graves, pero afortunadamente lograron librar la enfermedad. Seguimos estando en riesgo", aseveró Citlalli.

Algunos anestesiólogos están de resguardo y otros saliendo de un cuadro de Covid-19 que no podrían vacunarse, "los que estábamos ya listos para recibir la vacuna somos 21 entre médicos adscritos y residentes", puntualizaron en la protesta.

"Hoy no hay información clara. La jefa de servicio, la doctora Marina, acudió con el director del hospital, doctor Héctor Izquierdo y él dijo que no podía hacer nada, que la lista había llegado de nivel federal y que no sabía la razón por la que no había sido contemplada el área de anestesiología", afirmó la especialista.

"Al avisarnos nos indignamos, nos molestamos mucho, por eso estamos manifestando nuestro descontento". Al ver la protesta, el director del hospital afirmó que hoy iban a tratar de conseguir la vacuna, si sobraban dosis.

"Hace unos minutos el doctor Izquierdo salió y dijo que ya tenía las vacunas para nosotros. Nos dijo que las 21 dosis estarían listas a las 4 de la tarde", afirmaron los médicos con escepticismo.