Médicos de Pemex protestan con jornadas gratuitas

Alelhí Salgado

CIUDAD DE MÉXICO, enero 13 (EL UNIVERSAL).- A dos días de que se cumpla un mes del inicio de la huelga convocada por médicos residentes de los hospitales de Petróleos Mexicanos (Pemex), los doctores realizan jornadas de atención médica gratuita frente al Hospital Pemex Central Norte, en Azcapotzalco, a modo de protesta por la falta de pago del monto correspondiente de su aguinaldo.

La representación del Frente Nacional de Médicos Residentes (FNMR) de Pemex en la Ciudad de México informó que desde el pasado 15 de diciembre, día en que llamaron a manifestarse de forma activa, el pliego petitorio entregado a las autoridades de la institución no ha sido atendido.

Revelaron que, lejos de conciliar, las amenazas de quitarles su residencia han aumentado y escalaron hasta niveles académicos, pues sus superiores ordenaron suspender clases y programas importantes para su formación.

Además, los residentes firmaron contratos en los que se les considera en calidad de trabajadores con prestaciones de ley, pero también cuentan con la modalidad de becario y, bajo este concepto, Pemex se aprovecha de su estatus para no pagar.

Así lo informó el doctor René Palacios, líder del FNMR, en la representación de la Ciudad de México, quien aseguró que varios de sus compañeros han sido víctimas de la cancelación de clases.

René Palacios indicó que, aunque el pasado miércoles 4 de enero la representación del Frente Nacional de Médicos Residentes de Pemex en la capital se reunió con las autoridades de la institución para llegar a un acuerdo sobre el problema que aqueja a más de 870 doctores en todo el país, no se han logrado avances.

"No hemos recibido más que declaraciones informativas donde nos explican qué fue lo que nosotros firmamos al ingresar (a los hospitales de Pemex) y sobre los contratos que recibimos, pero nada sobre nuestro aguinaldo y mucho menos de las irregularidades que peleamos", dijo en entrevista con EL UNIVERSAL

Por ello, las jornadas de atención gratuita, entre otras formas de protesta, se mantendrán hasta que las autoridades de Petróleos Mexicanos garanticen que los contratos se van a regularizar, que se realizará el pago de los ingresos que les deben y que no habrá más chantajes en su contra.

"Estamos a la espera de la reunión del 18 de enero, donde se definirá si existe voluntad de la empresa de darnos mejores condiciones laborales y pagar el aguinaldo", aseveró.

En total, la institución les adeuda casi 8 millones de pesos de la prestación que por ley debió ser entregada en diciembre del año pasado.