Médicos mexicanos en la fila para vacunarse: "Es una lluvia de emociones"

México, 24 dic (EFE).- "Es un respiro saber que se cuenta con una vacuna ahora, que tengamos este primer paso", explicó este jueves la médica mexicana Lucía Ledezma pocos minutos antes de ser vacunada de la covid-19 en un día en el que México hizo historia como primer país latinoamericano en iniciar su plan de vacunación.

El cargamento de 3.000 dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech recibido en la víspera sirvió este jueves para vacunar a 3.000 médicos que atienden a enfermos de covid-19 en el país y que fueron repartidos en tres puntos de vacunación: el emblemático Hospital General de la Ciudad de México y en recintos militares de Querétaro y Toluca.

"Perdí a mi abuelito. Tuve oportunidad de estar con él hasta el último momento y fue algo muy doloroso. Y que ahorita me estén vacunando me hace sentir que corro un poquito menos de riesgo", dijo a Efe Ariana Vázquez, laboratorista clínica, minutos después de haber recibido su dosis en el Hospital General.

Dijo sentirse perfectamente pero también atenta, ya que durante las 48 horas posteriores se puede manifestar algún efecto adverso como fiebre o fatiga tras recibir la primera de las dos dosis necesarias de Pfizer.

Lo que está claro es que estas primeras vacunas, aunque todavía son pocas, abren una luz de esperanza en plena Navidad: La vacunación "es muy importante y más en estas épocas, es como un regalo", expresó Ariana.

En este mismo hospital fue donde a las 7.50 hora local (13.50 GMT), la enfermera María Irene Ramírez, de 59 años, pasó a la historia por ser la primera persona de México y de América Latina en recibir la vacuna de Pfizer.

A pesar de que esta vacuna fue autorizada en México tras garantizar su eficiencia y seguridad, algunos trabajadores sanitarios en la fila de espera mostraron cierto nerviosismo.

"Desde que nos avisaron fue una lluvia de emociones: por un lado la preocupación de qué voy a sentir y si va a funcionar, pero por otro lado agradecimiento porque finalmente vamos a tener una protección", dijo Sandra Muñoz, del Centro Médico Nacional 20 de Noviembre, hospital en el que fueron seleccionadas 10 personas para recibir el fármaco.

OPTIMISMO Y SENSIBILIZACIÓN

En la fila de un centenar de trabajadores sanitarios, que abarcaba un lateral del hospital, se respiraba optimismo ante una especie de inicio del fin de una pandemia que ha afectado a más de 1,3 millones de mexicanos y se ha llevado al menos 120.000 vidas en México, entre las que hay más de 1.300 médicos.

Ledezma consideró que la gente está "cada vez más sensibilizada" a pesar de que todavía existan ciertos grupos que dudan de la efectividad de la vacuna e incluso de que exista el coronavirus.

"Es un fenómeno que se está presentando en todos los países, pero todos los que hemos estado en áreas covid, los que han perdido algún familiar o los que han tenido que estar en el hospital sabemos la magnitud de esto, que es algo histórico que ha trastocado todos los aspectos de nuestras vidas", indicó.

Por esto, pidió a los ciudadanos que se vacunen "cuando toque", aqueten las medidas de seguridad y se esfuercen de manera solidaria para poder salir cuanto antes de "una situación tan difícil y caótica".

México prevé recibir la próxima semana otras 50.000 dosis de la vacuna de Pfizer, que son resguardadas por las Fuerzas Armadas en contenedores con hielo seco que las mantiene a -70 grados y chips que rastrean su ubicación.

1,4 MILLONES DE DOSIS PARA ENERO

El objetivo es que al finalizar enero, ya hayan llegado a México 1,4 millones de dosis, suficientes para vacunar al personal médico del país.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, garantizó este jueves que, tras vacunar al personal sanitario, la vacunación "va a ser universal y gratuita" para los mexicanos.

Entre febrero de 2021 y marzo de 2022, el Gobierno pretende vacunar a toda su población de forma gradual, según edades y enfermedades crónicas.

Para ello, ha precomprado 34,4 millones de vacunas a Pfizer, así como 77,4 millones a la británica AstraZeneca y 35 millones a la china CanSino, si bien estas dos todavía no han sido autorizadas para su uso en México.

(c) Agencia EFE