Médicos exigen justicia y seguridad ante asesinatos en Zacatecas

·2  min de lectura

ZACATECAS, Zac., julio 10 (EL UNIVERSAL).- ¡Alerta, Alerta! Están matando médicos!, "Zacatecas homicida", "No al servicio social en zonas de riesgo", "ni un médico más", fueron parte de las principales consignas un que gritaban los pasantes de servicio social, médicos y enfermeras en la "Marcha de la paz en Zacatecas" para exigir protección para todo el personal de salud que ha costado la vida a varios de sus integrantes por la ola de violencia que azota la entidad y el país.

El recorrido partió de la avenida Universidad, integrándose al bulevar metropolitano para adentrarse por las principales calles del centro histórico hasta llegar a la Plaza de Armas. En la marcha acapararon la atención las mantas y cartulinas que decían: "Yo salvando a México y México matándome", "Servicio social seguro y digno", "Justicia para Luis", "Justicia para la doctora Talamantes", "A Mariana la mataron en su centro de salud".

Al unísono clamaron a los gobiernos dar garantías de seguridad para el personal médico que se desplaza a sus unidades de trabajo en zonas de alto riesgo, la cual le ha arrebatado la vida al joven médico pasante Luis Fernando Montes de Oca, quien junto con Octavio Romero, chofer de una ambulancia de la Secretaría de Salud de Jalisco, fueron asesinados luego de realizar el traslado de una mujer embarazada del hospital de Huejuquilla el Alto, Jalisco; a Fresnillo, Zacatecas.

De igual manera, pidieron se esclarezcan los hechos y se castiguen a los culpables del asesinato de la doctora María Esther Talamantes Bañuelos, médico radióloga de Zacatecas, que este jueves fue baleada en su vehículo por sujetos armados en un presunto retén sobre la carretera Jerez-Valparaíso cuando se dirigía rumbo a su unidad de trabajo.

Ambos casos han impactado y conmovido al gremio médico, tras considerar que ya hay sangre derramada del personal médico y no puede permitirse una muerte más de este gremio por el clima de inseguridad.

La manifestación ocurrió también en medio de la preocupación que priva en todo el personal de salud que trabaja en las diferentes unidades médicas de la región del municipio de Valparaíso, donde en las últimas semanas se han registrado diversos hechos violentos ligados al crimen organizado, y donde, incluso, se han registrado cruentos enfrentamientos entre presuntos integrantes del Cártel de Jalisco Nueva Generación y del Cártel de Sinaloa, debido a que esta región colinda con los estados de Jalisco, Nayarit y Durango.

Las autoridades sindicales de salud han confirmado que esta situación ha generado el cierre temporal de los centros de salud de las comunidades de San Juan Capistrano, Santa Lucía de la Sierra, Ameca la Vieja y San Antonio de Padua, cuyo personal médico y de enfermeras han sido reubicados a la cabecera municipal de Valparaíso.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.