Médicos encabezan las protestas del domingo en Myanmar

·2  min de lectura
Manifestantes preparándose para defenderse tras reunirse en Tarkata, un municipio de Yangón, Myanmar, el sábado 20 de marzo de 2021. (AP Foto)

MANDALAY, Myanmar (AP) — Una marcha de profesionales médicos en la segunda ciudad más grande de Myanmar dio comienzo al amanecer del domingo a una nueva jornada de protestas en el país contra el golpe de Estado del mes pasado. En otra manifestación, las fuerzas de seguridad mataron a tiros al menos a una persona.

Las protestas públicas se están volviendo cada vez más peligrosos, y los manifestantes contrarios al golpe en Mandalay salieron temprano para minimizar el riesgo de confrontación con las fuerzas de seguridad.

La Asociación de Asistencia para Prisioneros Políticos, una organización independiente, ha verificado 247 muertes en todo el país en la represión tras el golpe. Es probable que las cifras reales sean mucho más altas, señaló, dado que algunos casos han sido difíciles de verificar.

Algunos casos han sido difíciles de verificar y es probable que la cifra real sea mucho mayor, señaló la organización.

La asociación también ha confirmado que 2.345 personas han sido detenidas o afrontan cargos. Hay 1.994 personas aún detenidas o en busca y captura.

Unos 100 médicos, enfermeras, estudiantes de medicina y farmacéuticos, vestidos con batas blancas, caminaron por una calle principal en Mandalay para entonar lemas proclamar su oposición al golpe militar del 1 de febrero que derrocó al gobierno civil electo de Aung San Suu Kyi.

El golpe desbarató el lento progreso hacia la democracia iniciado cuando la Liga Nacional para la Democracia, el partido de Suu Kyi, ganó las elecciones de 2015 tras cinco décadas de régimen militar.

Mandalay ha sido un importante centro de oposición al golpe. Pero en las últimas semanas ha caído el número de manifestantes ante el uso de fuerza letal por parte de policías y soldados, que han empleado munición real contra la multitud.

Maquinistas de tren en Mandalay organizaron el domingo lo que se ha descrito como “protestas no humanas”, una estrategia cada vez más popular que consiste en colocar carteles en calles y otros espacios públicos en lugar de manifestantes.

Aunque la marcha matinal de Mandalay no se vio interrumpida por las fuerzas de seguridad, al menos una persona murió baleada en Monywa, otra ciudad del centro del país, según el sitio de noticias Myanmar Now y numerosas publicaciones en medios sociales.

Myanmar Now, que citó a un médico en Monywa, identificó a la víctima como Min Min Zaw, abatido por un disparo en la cabeza cuando ayudaba a colocar barricadas para la protesta del domingo.

Casi todos los fallecidos desde que el golpe han muerto por disparos, en muchos casos en la cabeza.

El movimiento de resistencia recibió apoyo durante el fin de semana de marchas en lugares como Tokio, Taipéis, en Taiwán, y Times Square, en la ciudad de Nueva York.