Médicos de EEUU añaden los esteroides a sus tratamientos anti-COVID

Por Deena Beasley
FOTO DE ARCHIVO: Se ve un modelo de coronavirus impreso en 3D frente a las palabras enfermedad de coronavirus (COVID-19) en esta ilustración

Por Deena Beasley

26 jun (Reuters) - La Sociedad de Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos (IDSA, por sus siglas en inglés) actualizó sus guías de tratamiento para incluir píldoras de esteroides genéricos para pacientes graves hospitalizados con COVID-19, la enfermedad causada por el coronavirus.

El único otro fármaco que recomienda el grupo médico para pacientes con COVID-19 fuera del ensayo clínico es el remdesivir, la medicina antiviral intravenosa fabricada por Gilead Sciences Inc.

En la noche del jueves, la IDSA dijo que su cambio se basó en datos recientes de un estudio en Reino Unido que mostró que un esteroide de bajo costo y usado comúnmente llamado dexametasona redujo la tasa de muertes en cerca de un tercio entre los pacientes hospitalizados más graves por COVID-19.

El grupo sugiere ahora la dexametasona, o un esteroide equivalente como la metilprednisolona o la prednisona, para pacientes hospitalizados por COVID-19 que necesiten oxígeno suplementario, ventilación mecánica u oxigenación mecánica extracorpórea (ECMO, por sus siglas en inglés).

El sistema inmune puede sobrerreaccionar en pacientes graves, provocando una cascada potencialmente dañina. Los esteroides son una clase de fármacos usada para suprimir la respuesta inflamatoria, pero también pueden hacer más fácil el surgimiento de otras infecciones, y los doctores son reacios a usarlos en hospitales o en etapas tempranas de la enfermedad, cuando la respuesta inmune del cuerpo debe estar en alerta.

La IDSA recomienda el remdesivir para pacientes graves por COVID-19 hospitalizados, pero los suministros del medicamento antiviral son escasos. Las normas destacan que el remdesivir parece ofrecer el mayor beneficio para los pacientes que necesitan oxígeno, pero no están con respirador o ECMO.

Gilead no ha establecido aún un precio para el remdesivir, que ha estado disponible de forma limitada a través de donaciones de la compañía, solicitudes de uso compasivo o ensayos clínicos.

El Instituto de Revisión Clínica y Económica sugirió esta semana un rango de precio de 2.520-2.800 dólares por tratamiento si la dexametasona se convierte en un tratamiento estándar para el COVID-19. En Estados Unidos, el precio de la dexametasona es de unos 15 dólares para un tratamiento de 10 días.


(Editado en español por Carlos Serrano)