Médicos denuncian negligencia en IMSS de Michoacán

MORELIA, Mich., abril 28 (EL UNIVERSAL).- Médicos, enfermeras y personal administrativo del Hospital General del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Zacapu, denunciaron que hubo negligencia en el proceso y tratamiento de un paciente con coronavirus.

Francisco Nambo Gordiano, médico general a cargo del Triage de urgencias de ese centro de salud, contó que desde el pasado jueves llegó una persona para su valoración y el paciente de aproximadamente 67 años de edad tenía todos los síntomas de un caso sospechoso de Covid-19, por lo que de inmediato avisó a su directiva.

El médico denunció que los responsables de ese hospital le instruyeron para que mandara al enfermo a su casa, incluso sin hacerle la prueba de coronavirus.

"En voz propia de uno de ellos (directivo), me dice: ‘mándalo a su casa; tómale los datos; nosotros nos comunicamos con él y vemos si lo citamos en caso de ser necesario, le tomamos la muestra’", recordó.

Nambo Gordiano contó que incluso insistió a su directiva para que se aplicara el protocolo al ser un caso sospechoso y los responsables de la clínica se lo negaron.

El señor, vecino del municipio de Panindícuaro, iba acompañado con su esposa, la cual le ocultó a los médicos información real del paciente.

Entre los datos, la señora no dijo que su hija había viajado a Estados Unidos y había resultado positivo de coronavirus, además de que no se habían aislado.

El especialista narró que dos días después, el enfermo y su esposa regresaron a ese hospital regional, pero ya con los síntomas más agudos.

Dijo que de nueva cuenta avisaron a los directores del centro médico y bajo presión del personal fue que accedieron a hacerle la prueba de Covid-19 que salió positiva.

Francisco Nambo señaló que a pesar de que ya era un caso confirmado, la directiva de ese hospital mixto para atención de Covid-19, instruyó que fuera atendido en áreas donde se revisan a pacientes con otros padecimientos.

Nuevamente, aseguró, el personal médico y de enfermería hicieron presión para que el paciente fuera trasladado a un área de aislamiento, lo cual sucedió hasta este lunes.

Es decir, que el caso positivo de coronavirus, tuvo contacto con pacientes que eran atendidos de otros padecimientos, por lo que no se descarta un contagio mayor.

"Hablé con un directivo para explicarle que no debe de ser así y que respeten los protocolos, entonces, ya se aísla el cuarto donde está el paciente y obligan a mis compañeros a meterse así al cuarto, cuando deben de protegerlos con equipamiento", refirió.

Relató que la esposa del paciente positivo de Covid-19 también presentó síntomas y entraba y salía del hospital sin tomar medidas preventivas.

La mujer fue internada al presentar varios de los síntomas y ya se le tomó la muestra, pero, está también en el área de piso general.

El médico platicó que la señora y su familia, incluida la hija –vector de contagio-, hicieron su vida normal en las calles y no se aislaron como establece el protocolo.

Con fotografías, el médico exhibió las condiciones en las que es atendido el paciente, pues en esa área, dijo, improvisada de aislamiento, solo está dividida con plástico.

El doctor Nambo recordó que ese Hospital General de Zona número 2 recibió recursos y equipamiento para acondicionarlo como mixto en esta pandemia.

Esta mañana, personal médico y de enfermería se manifestó afuera de ese hospital para exigir equipamiento e insumos que les garanticen hacer su trabajo con seguridad.

Francisco Nambo Gordiano denunció que no cuentan con equipamiento ni insumos para realizar sus labores en la primera ni segunda línea de atención Covid-19.

"Se dio un presupuesto para mejorar las instalaciones, comprar equipamiento, contratar personal, pero nada de eso hay", expuso.

Detalló que solo separaron el área Covid-19 y respiratoria solo con algunos tablarocas, pero no hay personal médico.

"Nomás pusieron camas, unos cilindros de oxígeno. Entonces, pues son muchas contradicciones de nuestros directivos", reiteró.

Acusó que a sus compañeros que no les quieren dar la protección y solamente utilizan un cubrebocas que "con todo respeto, se les ven hasta los dientes y nada más".

"Entonces, es un área muy chica y de por sí no están los cuartos separados, más que por una cortina de plástico. Entonces imagínese el contagiadero que va a haber", agregó.

"Entonces, ya les explicamos (a los directivos) o quieren que pase lo mismo que en hospital del IMSS de Monclova (Coahuila), porque no se vale", remató.