Médicos bolivianos no han amenazado con destruir vacunas contra la covid-19

·3  min de lectura

La Paz, 19 may (EFE).- No es cierto que el Colegio Médico de Bolivia haya amenazado con destruir vacunas contra la covid-19 al informar el lunes que ese sector irá a paro si el Ministerio de Salud no atiende una solicitud de reunión con sus representantes.

Publicaciones en Facebook compartidas decenas de veces aseguran que los profesionales sanitarios destrozarán los fármacos anticovid si hasta “el 26 de mayo no se reúnen con el ministro de salud”, Jeyson Auza.

Según esos mensajes, el presidente del Colegio Médico, Luis Larrea, afirmó supuestamente que si dicha cita no se concreta “se convocará a un paro médico de 48 horas y destrucción de vacunas, a pesar de que el país atraviesa la tercera ola del coronavirus”.

El texto incluye una cita atribuida a Larrea, en la que se explica que la solicitud de una reunión entre el ministro y el órgano colegiado se realizó a través de una carta y que una vez iniciado el paro solo se prestará “atención de emergencia”.

DATOS: Sin embargo, lo cierto es que el propio director del Colegio Médico boliviano ha desmentido tales afirmaciones, al considerar que no sería capaz de realizar “una declaración de esa naturaleza”.

Consultado por Efe, Larrea explicó que el mensaje que circula en redes sociales “es totalmente falso” y lo atribuyó a seguidores del partido gobernante Movimiento al Socialismo (MAS) del expresidente Evo Morales.

Lo que es cierto, como confirmó el líder médico, es que el pasado lunes 17 de mayo el Colegio Médico boliviano sí informó que su sector entrará en un cese de actividades si no se concreta una eventual reunión con el jefe de la cartera sanitaria.

Para ello, otorgaron 15 días al ministro para emitir una respuesta, que vencen entre el 26 y 27 de mayo.

En dicha cita, los profesionales de la salud pretenden discutir con Auza la tercera ola de la covid-19 que ahora mismo afronta el país, la distribución de insumos y medicamentos, la falta de recursos humanos y el avance de la vacunación en Bolivia.

El país suramericano enfrenta un nuevo pico de contagios desde inicios de mayo, por lo que las autoridades han impulsado la implementación de más puntos de vacunación, en combinación con cuarentenas rígidas los fines de semana en algunas localidades y medidas más rigurosas en restaurantes y actividades comerciales.

Desde inicios de la pandemia, Bolivia registra más de 13.600 decesos y 336.000 contagios.

NUEVA JORNADA DE PARO SANITARIO

Esta no es la primera vez que los profesionales sanitarios bolivianos advierten con suspender sus actividades como forma de protesta contra el Ejecutivo de Luis Arce y sus medidas para contener el coronavirus en el país.

Los médicos bolivianos ya habían realizado un paro de 24 horas el pasado 7 de mayo, a pesar de las advertencias del Gobierno de que tomaría medidas contra los trabajadores que suspendieran sus labores y afectaran los servicios de salud.

Los profesionales decidieron ir a la huelga en protesta por los salarios atrasados, el despido de personal especializado en covid-19 y la negativa del Gobierno a derogar la Ley de Emergencia Sanitaria, que desde que fue aprobada a principio de este año mantiene en conflicto a este sector con el Ejecutivo.

También el Consejo Nacional de Salud de Bolivia (Conasa) declaró otro cese de actividades el 19 de febrero, que se extendió por 10 días, contra de la promulgación de dicha ley para la contención de la pandemia.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.