Médicos y alumnos protestan por feminicidio de Mariana

·3  min de lectura

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., enero 29 (EL UNIVERSAL)- Médicos y alumnos de la facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Chiapas (UNACH) marcharon este viernes en demanda de justicia por el asesinato de su compañera Mariana Sánchez Dávalos, cuyo cuerpo fue hallado en la localidad Nueva Palestina del municipio de Ocosingo, en la selva de Chiapas.

A la protesta se sumaron activistas y colectivos feministas que demandaron a las autoridades correspondientes que "se realicen las investigaciones y se castigue a los responsables de las agresiones hacia Mariana, así como se investiguen las omisiones cometidas en su caso".

La Fiscalía General del Estado (FGE) informó que inició una carpeta de investigación por el delito de feminicidio, tras el hallazgo del cuerpo de Mariana de Lourdes en Nueva Palestina.

Indicó que la necropsia legal determinó que la causa de la muerte fue por "asfixia mecánica secundaria por ahorcamiento", y que el cuerpo no presentaba huellas de violencia ni de agresión sexual.

Decenas de médicos y estudiantes de medicina se movilizaron del Parque Bicentenario a la Escuela de Medicina. Lo hicieron vestidos con batas blancas, otros con ropas negras, en señal de luto, y con pancartas alusivas: "Justicia para Mariana", "Chiapas feminicida", expusieron.

A la entrada de la facultad de Medicina colocaron velas y una ofrenda floral en memoria de la joven, realizaron un mitin de exigencia para esclarecer legalmente los hechos donde perdió la vida.

Una de las manifestantes dijo que piden a la facultad de Medicina que se castigue los responsables "en lugar de simplemente lavarse las manos culpando a la Fiscalía". "Queremos que su prestigio valga algo y que la muerte de nuestra compañera no quede impune, que sea una investigación real, no un simple teatro de las autoridades correspondientes", recalcó.

Expresó que vestían de negro porque iban de luto y en paz.

Su nombre, dijo finalmente, debería resonar en todas las casas de México, porque lo último que queremos es que se le olvide su tormento; "ella ha sufrido lo que cualquiera de nosotros pudo haber sufrido y estamos aquí para que este acto sea tan importante para el prestigio que teng9a que darnos la justicia que pedimos".

Sobre el caso, unos 20 grupos feministas de Chiapas afirmaron que Mariana Sánchez Dávalos, había interpuesto una denuncia ante la Fiscalía General del Estado por violencia sexual, "ocurrida en Nueva Palestina y había solicitado a la Secretaría de Salud su cambio de clínica porque no se sentía segura ahí, pero como respuesta sólo le dieron días de descanso sin goce de sueldo".

En un comunicado expresaron su adhesión a las exigencias de justicia y a la ola de indignación ante estos "lamentables hechos".

"Pedimos a las autoridades correspondientes que se realicen las investigaciones necesarias y se castigue a los responsables de las agresiones hacia Mariana, así como que se investiguen las omisiones cometidas en su caso", enfatizaron.

La UNACH lamentó "el fallecimiento de Sánchez Dávalos", y aseguró que se mantiene "atenta" a las investigaciones que sobre los hechos realiza la FGE.

"La UNACH reitera que se mantiene en constante comunicación y colaboración con la Fiscalía General de Estado, a fin de contribuir desde su espacio, al total esclarecimiento de los hechos ocurridos a un miembro de nuestra comunidad universitaria", aseguró la casa de estudios en un comunicado.

La prioridad de la Universidad son las alumnas y los alumnos que la integran, dado que son la razón histórica de su existir, asentó.

Puntualizó que Mariana realizaba su servicio social en una clínica de la Secretaría de Salud, ubicada en la colonia Nueva Palestina de Ocosingo, después de haber concluido sus estudios de la licenciatura en médico cirujano.