Médico “trucho”: La Justicia confirmó la prisión preventiva del joven de 19 años

·2  min de lectura
Martín se hizo pasar por médico y trabajó en el Centro de Operaciones de Emergencia (COE)
Martín se hizo pasar por médico y trabajó en el Centro de Operaciones de Emergencia (COE)

CÓRDOBA.— El Juzgado de Control de Río Cuarto, a cargo de Luciana Alba, confirmó la prisión preventiva de Ignacio Martín, el joven detenido e imputado por los supuestos delitos de usurpación de título y ejercicio ilegal de la medicina en concurso real, uso de documento privado falso, defraudación calificada y falsedad ideológica y defraudación calificada en grado de tentativa, todo en concurso real.

De esa manera la Justicia rechazó la impugnación presentada por la defensa del “médico trucho” de 19 años. Martín se hizo pasar por médico y trabajó en el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) que toma decisiones estratégicas en la pandemia. Sus abogados seguramente apelarán esta decisión y acudirán al Tribunal de Garantías.

El fiscal de Instrucción de Río Cuarto Pablo Jávega decidió la prisión preventiva hace poco más de un mes, después de que Martín se abstuviera de declarar. El joven está alojado en la Unidad Penitenciaria 6 de Río Cuarto.

Coronavirus: por qué no se aprueba el uso de ivermectina en el país

Además de las imputaciones que pesan sobre Martín se investigan dos denuncias por supuesta mala praxis. Una se origina por la muerte de un paciente de 29 años a quien el joven asistió en su casa y, cuando la situación se complicó, pidió a la familia que llamara a un servicio de emergencias. Además, preguntó si alguien sabía hacer RCP (resucitación cardiopulmonar).

Pablo Jávega, es el fiscal que hace un mes le dictó la prisión preventiva a Martín.
Pablo Jávega, es el fiscal que hace un mes le dictó la prisión preventiva a Martín.


Pablo Jávega, es el fiscal que hace un mes le dictó la prisión preventiva a Martín.

La otra denuncia es por la muerte de una mujer de 82 años. Este caso, según fuentes judiciales, podría recaratularse como homicidio con dolo eventual. Su hija, María Fernández, contó que su mamá falleció después de ser atendida por Martín, quien la canalizó para ponerle suero, la medicó y la derivó a una clínica, donde finalmente ocurrió el deceso.

La mujer se descompensó en el velatorio de su marido. Primero fue atendida por un servicio de emergencias privado, pero otro familiar solicitó ayuda del COE de Río Cuarto y por eso se presentó Martín junto con una enfermera. “Bajó un maletín, sacó ampollas y comenzó a darle medicación. Me asusté porque no sé qué le dio”, relató Fernández en su momento.

Guía. Todo lo que hay que saber sobre la segunda ola de Covid-19

“Rompían ampollas y la inyectaban en su brazo. Se le reventaban todas las venas y lo único que le decían era: ‘Perdón señora, no queremos hacerle doler’”.

En ese contexto resolvió derivarla a una clínica privada. Acompañó a la paciente en ambulancia y, al llegar al centro de salud, le dijo a su hija: “Hasta acá llegué, más no puedo hacer”. La mujer murió poco después.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.