Médico y enfermera de hospital en Morelos sí murieron por COVID, pero no tuvo que ver la vacunación: ISSSTE

Arturo Daen
·3  min de lectura
Clínica
Clínica

Un médico y una enfermera de un hospital del ISSSTE en Morelos sí murieron por COVID-19, pero en los decesos no intervino la vacunación, explicó en entrevista un funcionario del Instituto.

Ante la confusión que causaron dichos en redes sociales e incluso un comunicado del propio Instituto, en el que aseguró el martes que no se había “registrado ninguna muerte de personal vacunado de COVID-19”, el doctor Miguel Ángel Nakamura, encargado de la Subdirección de Prevención y Protección a la Salud del ISSSTE, dio una cronología de los hechos.

En ella, aclaró que solo el médico del Hospital “Centenario de la Revolución” del ISSSTE había sido vacunado con la primera dosis de Pfizer para prevenir COVID, el 13 de enero.

Luego pasaron seis días, y el 19 de enero es cuando comenzó a tener síntomas de COVID. Una semana después, el 26 de enero, fue hospitalizado en la propia clínica Centenario de la Revolución, ya grave, “y posteriormente, dada su condición, desgraciadamente falleció, precisamente hace dos días”.

Ángel Nakamura mencionó que dicho médico no tuvo ningún efecto adverso el día que lo vacunaron, luego de esperar media hora en observación, como marcan los protocolos. Después siguió trabajando de forma normal, hasta el día 19, que es cuando tuvo los primeros síntomas.

Considerando los periodos de incubación del virus para provocar la enfermedad de COVID-19, dicho médico pudo haberse contagiado cerca del día 13 de enero -que es cuando se vacunó-, un par de días antes o un par de días después.

Sobre por qué su desarrollo de COVID pudo ser incluso después de ser vacunado, Ángel Nakamura explicó que el ser vacunado no significa que instantáneamente una persona esté protegida ante la enfermedad.

“La vacuna, para generar protección, tarda aproximadamente unas tres semanas”, refirió. Por ello, insistió, es importante que la gente se siga cuidando incluso después de ser vacunada, con medidas como la sana distancia.

“Si bien el doctor falleció por COVID, no fue a causa de la vacuna, la vacuna no puede generar enfermedad”, insistió el funcionario.

En el caso de la enfermera fallecida, también del Hospital “Centenario de la Revolución” del ISSSTE, “ella no fue vacunada. Sí padeció COVID, desgraciadamente murió a causa de COVID, pero no recibió vacuna, porque no era candidata a recibirla, porque no se estaba desempeñando en la primera línea de atención COVID”.

Hasta ahora, dijo el funcionario, solo ha sido vacunado con primera dosis el personal de primera línea del ISSSTE, el que está en contacto directo con los pacientes COVID, unos 50 mil trabajadores y trabajadoras de Salud.

Están a la espera de la segunda dosis, aplicación que según Nakamura estaría ocurriendo esta semana, ya que llegaron más cargamentos con vacunas al país.

En el Hospital “Centenario de la Revolución” del ISSSTE en Morelos, según su director Francisco Durán Pérez, han sido vacunados mil 532 trabajadores de la salud con la primera dosis de Pfizer.

Su Comité de Fármaco Vigilancia no ha registrado reacciones adversas o alérgicas graves en el personal vacunado.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El cargo Médico y enfermera de hospital en Morelos sí murieron por COVID, pero no tuvo que ver la vacunación: ISSSTE apareció primero en Animal Político.