El máximo tribunal venezolano apoya a Maduro en la pugna con el jefe de la OEA

1 / 2

El secretario general de la OEA, Luis ALmagro (i), escucha a la canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, en la sede del organismo en Washington, el 27 de marzo de 2017

El secretario general de la OEA, Luis ALmagro (i), escucha a la canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, en la sede del organismo en Washington, el 27 de marzo de 2017 (AFP | Mandel Ngan)

El máximo tribunal venezolano respaldó al gobierno de Nicolás Maduro en su condena al pedido del secretario general de la OEA, Luis Almagro, de suspender al país del organismo si no realiza elecciones generales en corto plazo.

En una declaración inusual, el presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Maikel Moreno, dijo que el informe de Almagro que solicita aplicar la Carta Democrática Interamericana a Venezuela contiene "señalamientos injerencistas, infamantes y lesivos".

Por ello, la corte, acusada por la oposición de servir al chavismo, instó al Ejecutivo a proponer la "remoción" del diplomático uruguayo ante la Organización de Estados Americanos (OEA).

El pronunciamiento llega un día antes de una reunión del Consejo Permanente de la OEA en Washington para tratar la crisis venezolana, caracterizada por un choque entre el gobierno y la mayoría opositora del Parlamento, y un profundo deterioro económico.

La sesión fue convocada por 18 países, incluidos Estados Unidos, México, Argentina y Brasil, luego de que Almagro planteara el pasado 14 de marzo sancionar a Venezuela si no convoca elecciones generales "libres, justas y transparentes" en breve.

La Cancillería solicitó este lunes suspender la cita.

El TSJ -que declaró al Legislativo en desacato y anuló todas sus decisiones- se comprometió a tramitar las "acciones formuladas por el resto de los poderes públicos y el poder popular para defender y hacer cumplir el orden jurídico y garantizar la paz".

Moreno no detalló las acciones que podrían ser interpuestas.

El pasado miércoles, Maduro acusó al bloque opositor en la Asamblea de "traición a la patria" por aprobar un acuerdo que pidió a la OEA evaluar la aplicación de la Carta Democrática, y solicitó a su bancada denunciar el caso ante los tribunales.

"Tiene que haber justicia", dijo. El delito de traición a la patria es castigado con penas de 20 a 30 años de cárcel.Las elecciones presidenciales están previstas para diciembre de 2018, mientras que las de gobernadores, que debieron realizarse a fines de 2016, fueron pospuestas para este año pero aún no tienen fecha.