Máxima seguridad en Brasilia de cara a la toma de posesión de Lula

© Eraldo Peres / AP

A tres días de la ceremonia de juramentación de Luiz Inácio Lula da Silva, de regreso a la presidencia, las autoridades brasileñas están en alerta máxima de seguridad ante la amenaza terrorista. La semana pasada bolsonaristas protagonizaron un intento de ataque con explosivos para forzar una toma de poder militar.

Por nuestro corresponsal en Brasilia, Marco Moreno.

Brasilia se blinda ante un peligro poco conocido en Brasil: el terrorismo. El 24 de diciembre pasado, George Washington de Oliveira, con ayuda de terceros, intentó hacer explotar un artefacto explosivo que tenía como objetivo un camión de transporte de queroseno estacionado en las inmediaciones del aeropuerto de Brasilia.

"No serán pequeños grupos terroristas ni pequeños grupos extremistas los que van a emparedar las instituciones democráticas brasileñas", dijo el futuro ministro de Justicia, Flavio Dino.

Según su propio testimonio, el detenido encontró colaboración en el campamento de seguidores del actual presidente Jair Bolsonaro en Brasilia. Su objetivo era sembrar el caos, para así forzar el ejército a imponer el estado de excepción y conseguir de ese modo la petición principal de los bolsonaristas, es decir una intervención militar para impedir que Lula da Silva tome el poder el próximo 1° de enero.

“Estamos luchando contra un sistema, contra personas corruptas en un país errático. Solo el ejército puede conseguir derribar esa cuadrilla que está en el poder”, dice a RFI una simpatizante bolsonarista.

El 100% de la policía movilizada


Leer más sobre RFI Español

Leer tambien:
Un detenido en Brasilia por colocar explosivo a días de la asunción de Lula
Lula nombra a 16 ministros y da señales de un gobierno que priorizará a poblaciones marginales
Decepcionados, bolsonaristas boicotean el Mundial de Catar