Dan luz verde a reanudar uso de Johnson & Johnson

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, abril 24 (EL UNIVERSAL).- Estados Unidos autorizó la reanudación "de inmediato" del uso de la vacuna de Janssen, filial belga de Johnson & Johnson (J&J), después de que su administración quedara prácticamente suspendida hace 10 días por varios casos de trombosis en mujeres.

La decisión la tomó la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), el organismo regulador, después de que un comité asesor de los Centros para la Prevención y Control de Enfermedades (CDC) lo aconsejara este viernes.

EU recomendó el pasado 13 de abril suspender la administración del suero de J&J, después de que se detectaran seis casos de trombosis cerebral en mujeres menores de 48 años, de las que una falleció.

Estados Unidos ha detectado hasta este viernes al menos 15 casos confirmados de coágulos, entre los que hay trombosis cerebrales.

El gobierno del demócrata Joe Biden dijo este viernes que no sabía que una fábrica de Baltimore había descartado millones de dosis posiblemente contaminadas de la vacuna contra el coronavirus de AstraZeneca cuando el mes pasado el presidente de EU liberó a la compañía para enviar vacunas fabricadas ahí a México y Canadá.

Funcionarios canadienses y mexicanos dijeron que tenían garantías de AstraZeneca de que los millones de dosis que recibieron eran seguras.

Algunas se han distribuido al público en ambos países, dijeron los funcionarios, reporta el diario "The New York Times". Los funcionarios de la administración de Biden dijeron que no habían respondido por la calidad de las dosis de la vacuna AstraZeneca hechas en la planta de Baltimore, dejando la decisión de si usarlas a la compañía y a los propios canadienses y mexicanos.