Luz Raquel escribió las amenazas, dice fiscalía

·3  min de lectura

GUADALAJARA, Jal., agosto 26 (EL UNIVERSAL).- A través de estudios de grafoscopía realizados por el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF), la Fiscalía de Jalisco determinó que Luz Raquel Padilla, la mujer que murió tras ser quemada viva en Zapopan el pasado 16 de julio, fue quien escribió las amenazas en su contra en las paredes del edificio en que vivía y que ella misma hizo públicas en sus redes sociales el 17 de mayo pasado.

Con un video en redes sociales, el fiscal del estado, Luis Joaquín Méndez Ruiz, indicó que éste es sólo uno de los resultados de diversos análisis que se han solicitado al Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses.

En el mismo video, el director del instituto, Gustavo Quezada Esparza, y la perito Quetzalli Meza, explicaron que se comparó la escritura de las pintas con la escritura de Luz Raquel y con la de Sergio Ismael "N", señalado públicamente como principal sospechoso de haberla quemado.

"Al analizar la escritura plasmada en los muros y la de Luz Raquel, remitida por el Ministerio Público, se encontraron suficientes similitudes gráficas para determinar el mismo origen gráfico", señaló la perito.

El fiscal Méndez Ruiz indicó que la dependencia a su cargo continúa integrando la carpeta de investigación por este caso y sigue en espera de la respuesta de la FGR y de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana a la solicitud de asistencia técnica que se les hizo.

Cuestionan trabajo de la fiscalía

En tanto, la coordinadora en Jalisco del Comité de Latinoamérica y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer, Sandra Quiñonez, cuestionó de nuevo el trabajo de la fiscalía en el caso, al considerar que otra vez se violó el debido proceso cuando se presentó públicamente información en la que prácticamente se absuelve al principal sospechoso.

Explicó que la fiscalía parece más interesada en investigar las amenazas en contra de Luz Raquel que en esclarecer su feminicidio y puso en duda el análisis grafológico realizado por el IJCF, pues se compararon supuestos escritos realizados con tinta por Luz Raquel y los grafitis hechos con aerosol en una pared.

Único imputado recupera libertad

Mientras, Sergio Ismael, el vecino de Luz Raquel que permanecía en prisión preventiva por presuntamente atacarla con cloro industrial el pasado 5 de mayo, seguirá su proceso en libertad tras acogerse a la figura de suspensión condicional del proceso.

Durante la audiencia celebrada ayer, la juez Karina Rivas concedió a la defensa la solicitud hecha, ya que los delitos que se le imputan —lesiones y delitos contra la dignidad de las personas— no son considerados graves; sin embargo, Sergio Ismael deberá pagar 15 mil pesos a la madre de Luz Raquel como reparación del daño y cumplir otras medidas.

Sergio Ismael fue señalado públicamente como principal sospechoso de la muerte de Luz Raquel, ya que tenía problemas con ella y estaba denunciado por haberla atacado antes. Él se presentó voluntariamente a declara por los hechos del 16 de julio, cuando Luz Raquel fue quemada viva.