Luz de Infancia VII. Un comisario, docentes y empleados públicos detrás de una banda de pedofilia

Gabriel Di Nicola
·3  min de lectura

En la Argentina se realizaron 35 allanamientos. También se hicieron procedimientos en los Estados Unidos, Colombia, Brasil, Ecuador, Panamá y Paraguay. El operativo fue bautizado Luz de Infancia VII y se trató del desbaratamiento de una organización dedicada a la pedofilia, supuestamente integrada por un comisario de la Policía Federal Argentina (PFA), docentes y "empleados de la política" que, por medio de diferentes plataformas, distribuía imágenes de situaciones de abuso infantil.

Así lo informaron a LA NACION fuentes del caso. El jefe policial, según dijeron los informantes consultados, estaba a punto de pasar a retiro después de que la junta de calificaciones de la fuerza federal de seguridad lo había definido como "inepto para el servicio".

Solo en la ciudad de Buenos Aires se hicieron 15 allanamientos, que fueron ordenados por la jueza en lo penal, contravencional y de faltas porteña María Fernanda Botana, a pedido de la fiscal Daniela Dupuy, quien conduce la Fiscalía Especializada en Delitos Informáticos del Ministerio Público, dependencia creada en marzo pasado por el fiscal general porteño, Juan Bautista Mahiques.

Según fuentes judiciales, están en análisis 1.100.000 archivos almacenados en diferentes dispositivos electrónicos secuestrados como notebooks, tablets, teléfonos celulares, y discos externos de almacenamiento.

Sentencia. Condenaron a 24 años de cárcel a Marcos, el capo narco de la 1-11-14

"El comisario investigado quedó detenido por posesión de pornografía infantil", dijo una fuente consultada.

En el resto del país hubo procedimientos en la provincia de Buenos Aires, Córdoba, Chaco, Santa Fe y Entre Ríos.

"Es una red internacional de explotación sexual infantil, hasta ahora hay más de 20 detenidos. Entre ellos hay personas que se dedican a la función pública", sostuvo la fiscal Dupuy en un comunicado de prensa difundido por el Ministerio Público Fiscal (MPF) porteño.

Desbaratan una red internacional de pedofiliaDocentes y empleados públicos, entre los sospechosos de integrar una banda de pedofilia

En uno de los allanamientos en la ciudad de Buenos Aires, del que participó el Cuerpo de Investigadores Judiciales (CIJ) del Ministerio Público Fiscal, se secuestró un teléfono celular que estaba oculto en un paquete de arroz.

De los operativos en la Argentina participaron la División de Operaciones Judiciales de la Superintendencia de Asuntos Internos e Inspectoría General y la División Delitos Cibernéticos Contra la Niñez y Adolescencia, ambas de la PFAy la Sección Delitos Contra la Infancia, Niñez y Adolescencia de la Policía de la Ciudad.

"Se trata de un caso que nos ha llegado a través de Homeland Security de los Estados Unidos hace menos de dos meses y al momento se pudo determinar en tiempo real que estaban distribuyendo imágenes y videos de abuso sexual infantil entre diferentes personas, ubicados en diferentes lugares de distintos países. Ahora hay que analizar todos los dispositivos de almacenamiento informático que se secuestraron. Es una operación que estamos haciendo con muchos fiscales de diferentes provincias en forma conjunta", sostuvo Dupuy.

La información de los dispositivos

Según explicaron fuentes judiciales, el CIJ trabaja en el denominado Laboratorio de Informática Forense, lugar donde se hace el peritaje y análisis de los dispositivos electrónicos secuestrados en la causas.

"Desde el año 2016 hasta la fecha, el Laboratorio que depende del Cuerpo de Investigaciones Judiciales, ha intervenido en más de 3700 casos que requirieron la realización de técnicas forenses sobre elementos informáticos incautados", explicaron desde el MPF porteño.

"Gracias por las 120 lucas verdes": el mensaje tras el robo de una caja de seguridad

Los peritos hacen un análisis de extracción de información y técnicas de ingeniería inversa. "Esto implica que, además de trabajar con el programa informático UFED, programa usualmente utilizado por otros laboratorios de similares características y que permite realizar diversos tipos de extracciones de los dispositivos electrónicos, el equipo de técnicos e ingenieros electrónicos de nuestro laboratorio trabaja con técnicas propias, desarrolladas y perfeccionadas por ellos mismos, para realizar pericias informáticas incluso a celulares y computadoras dañadas o rotas", dijeron las fuentes consultadas.