Luz fue discriminada, insultada, amenazada y asesinada por tener un hijo autista

·3  min de lectura
 (Twitter Familias y Retos Extraordinarios)
(Twitter Familias y Retos Extraordinarios)

Luz Raquel Padilla Gutiérrez radicaba en Jalisco, era madre de un menor con diagnóstico de autismo que requiere cuidados en todo momento y por el que sufrió amenazas de muerte constantes de parte de dos vecinos. Poco después de recibir un ataque con cloro industrial, fue quemada viva el pasado 16 de julio a unas cuadras de su domicilio. Murió el martes 19 sin que las autoridades hayan detenido a sus agresores.

Luz tenía 35 años y se dedicaba 100 por ciento al cuidado de su hijo y el único tiempo que tomaba para ella era los sábados en que asistía a unas clases de meditación. Fue al regresar de esta actividad que recibió un primer ataque.

Su hijo Bruno no recibía apoyo público de ninguna institución, pues padece un autismo grave y agresivo, por lo que Luz debía encontrar la forma de solventar su tratamiento.

“Cuando a Bruno le dan sus crisis se golpea contra la pared, golpea la pared con las manos o su misma cabeza, o patea, hace mucho ruido. Esto le molestaba al vecino y por eso eran las agresiones en su contra”, cuenta Mily Cruz en el programa de radio Así las cosas.

Mily Cruz es coordinadora en Jalisco de Familias y Retos Extraordinarios A.C., así como de la colectiva Yo Cuido México a las que acudía Luz para recibir apoyo para su hijo, Bruno, que hoy tiene 11 años.

Los vecinos, un hombre y su madre, agredían a Luz y a Bruno todos los días con insultos y amenazas de muerte y el 16 de mayo la atacaron con cloro industrial en la calle, tras lo que la víctima acudió a levantar una denuncia y solicitó una medida de protección conocida como “pulso de vida”, que le fue negada por tratarse de un “pleito entre vecinos”.

“¿Qué pasó? ¿Por qué pasó esto? Esto no debió de haber pasado, si ustedes tenían el conocimiento de que esto estaba sucediendo, ¿por qué no tomaron cartas en el asunto?”, cuenta Mily que dijo el alcalde a los policías de Zapopan.

El “pulso de vida” es un dispositivo de geolocalización que solicita la ayuda urgente de las autoridades en caso de que la víctima esté en riesgo. Sin embargo, la Comisaría de Zapopan se negó a otorgar el pulso a Luz luego del ataque que sufrió con cloro, que le dejó un seno dañado.

Luz fue atacada después, el pasado 16 de julio por la noche, cuando atravesaba un parque para llegar a su hogar. La rociaron con alcohol y le prendieron fuego que dejó quemaduras en el 90 por ciento de su cuerpo.

Según los vecinos y testigos del hecho, quienes la agredieron fueron cuatro hombres y una mujer, y tras el ataque se dieron a la fuga. La información preliminar de la policía municipal indica que Luz Raquel estuvo discutiendo con uno de los hombres minutos antes.

La colectiva Yo Cuido México enfatizó: “Luz Raquel no es la única madre y cuidadora que ha recibido amenazas asociadas a la discriminación e ignorancia que se manifiestan en contra de personas con discapacidad”.

Hasta el momento las autoridades municipales o estatales no han presentado a un solo detenido por los hechos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.