Anuncios

Lupita Ferrer, la villana de la TV que quiere regresar a lo grande tras años alejada de México

MIAMI - OCTOBER 1: (EXCLUSIVE ACCESS) Ariel Lopez Padilla (L) and Lupita Ferrer are seen on set during the filming of a scene from one of the first episodes of the Telemundo soap opera
Los actores Ariel López Padilla y Lupita Ferrer durante la grabación de la telenovela Pecados ajenos de Telemundo en 2007 (Foto: Alexander Tamargo/Getty Images).

"Probablemente yo sea la última sobreviviente de ese ciclo de oro que fue la telenovela venezolana", declaró Lupita Ferrer en el verano de 2022, año en que sorprendió al espectáculo con su autobiografía. Pero no se le puede encasillar en la historia televisiva de su país natal. Su carrera, que comenzó a finales de 1960, ha sido reconocida en toda Hispanoamérica gracias a sus trabajos desde Argentina, Perú, Estados Unidos, España y, por supuesto, México.

Durante su trayectoria ha hecho papeles distintos tanto en televisión y cine —una inocente pobre amiga, una tierna madre, mujeres ingenuas y amorosas— pero sus villanas en la pantalla chica son las más recordadas en Cristal, Pecados ajenos, Rosalinda, por mencionar algunas. En YouTube hay una recopilación de unos nueve minutos con sus mejores bofetadas y no es que promovamos la agresión física, pero vaya que sabía poner la mano encima de sus rivales.

Aunque hace casi dos décadas se alejó de México para seguir su expansión internacional y cuidar de su madre (falleció en el 2021), ahora regresa al país con la intención de sumarse a algo grande, "un proyecto de esos buenos, dramáticos, de esos que a ustedes les gusta y a mí también".

Lupita Ferrer fue abordada a su llegada al aeropuerto de Ciudad de México. Los reporteros la han reconocido y no han dudado en darle una cálida bienvenida, chulearla y las preguntas sobre su visita no paran. Ella, sorprendida, no oculta la alegría. "¡Es un honor, un gusto para mí, estoy asombrada. No me lo esperaba, ¡Feliz!, feliz, emocionada de volver a pisar México, ¡tantos recuerdos!".

Las chicas malas del padre Méndez con David Reynoso, El oficio más antiguo del mundo con Maricruz Olivier, El cínico con Rodolfo de Anda, La cama con Mauricio Garcés, La vida inutil de Pito Pérez con Ignacio López Tarso, Un Quijote sin mancha con Mario Moreno, Cantinflas, integran parte de esos recuerdos.

De hecho, reconoce que siempre supo de los enamoramientos de López Tarso con sus compañeras, pero nunca rebasó esa línea con ella. No puede decir lo mismo de otro grande. "Se sabe que todos los mexicanos son muy coquetos (...) Cantinflas, ese sí me coqueteó; cenas, cenas, cenas en el restaurante Rioma, que creo que todavía existe en la avenida de los Insurgentes", confiesa.

Pero de ello han pasado muchos años. Esta vez la ha invitado Nicandro Díaz, el productor de grandes sucesos como Soy tu dueña, Destilando amor, La mexicana y el gringo, y quien recientemente concluyó Mi camino es amarte. ¿El proyecto?, "no sé, ya cuando vaya a Televisa me dirán".

Lo que sí tiene claro la actriz de Rosa diamante es con quién le gustaría trabajar. "Hay tantas actrices buenas: me encantaría con la señora Cynthia Klitbo, con Laura Zapata —muy buena actriz fuerte—, Angélica María, me encantaría volver a trabajar y con cualquiera de las jóvenes actrices mexicanas que hay tantas, tantas que, no sé, no estoy muy al tanto de lo que se está haciendo en México".

Lupita Ferrer en el 2019 en Miami.  (Photo by John Parra/Getty Images)
Lupita Ferrer en el 2019 en Miami. (Photo by John Parra/Getty Images)

¿Volvería a hacer un antagónico? No le agrada mucho la idea de ser la mala de la historia. "¿Pero por qué me quieren meter el papel de villana, de 'doña Ágata' con las bofetadas? (su personaje en Pecados ajenos)".

O quizá como 'Valeria del Castillo', la madre posesiva en Rosalinda, telenovela considerada como una de las producciones más costosas de Televisa y de las más vendidas al ser distribuida en 135 países.

Ferrer dice que ese fue su último gran proyecto en México al lado de Thalía (y el último melodrama de la mexicana). "Bella, bella la experiencia. Lo que pasa es que ella se enamoró locamente de este hombre (Tommy Mottola) y dejó todo. No sé, las mujeres a veces perdemos la cabeza".

A espera de lo que pueda suceder con Díaz y Televisa, la actriz también pone sus esperanzas en el teatro, donde también ha incursionado. "He terminado una temporada de Casa de muñecas parte dos, una obra clásica, muy bonita, que ojalá me la pueda traer aquí, y ojalá pronto se me presente, ¡virgen de Guadalupe!, te lo pido, se me presente un proyecto de esos buenísimos para hacer en México".

O quizá sea una bioserie basada en su libro Lupita Ferrer al desnudo. En agosto de 2022 contó que sus representantes estaban en conversaciones y manifestó su deseo de que la producción fuera mexicana. "Me encantaría si se puede hacer en México, que es un país que quiero tanto, y que tuvo que ver con parte de mi trayectoria".

Habrá que esperar.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Thalía de malas: a sus fans no les gustó lo último que hizo en diseño