Lula vuelve a la presidencia de Brasil al ganarle a Bolsonaro con un margen muy ajustado

AFP - CAIO GUATELLI

Con un discurso conciliador y un compromiso férreo de combate a la pobreza, Lula da Silva celebró su victoria con sus aliados que se ha visto obligado a cosechar en esta difícil campaña. El candidato de izquierdas regresa al poder con casi el 51% de los votos frente al 49% del presdiente saliente.

Con el corresponsal en Brasil, Marcos Moreno

"¡Brasil ha vuelto!", lanzó el líder del PT. "A partir del 1 de enero voy a gobernar para los 215 millones de brasileñas y brasileños, no sólo para los que votaron por mí", agregó. Por poco, pero ganó. Lula da Silva será el próximo presidente de Brasil. "No podemos aceptar como normal que millones de hombres, mujeres y niños en este país no tengan que comer o que consuman menos calorías y proteínas de lo necesario", dijo Lula.

El mandanto no le será fácil a Lula, prácticamente la mitad de los brasileños rechazaron su persona y su proyecto. En la puerta de la casa de Jair Bolsonaro en Río de Janeiro, algunos de sus seguidores lloraban y rezaban aunque aceptaban la derrota.

Muy diferente era el ambiente en el centro de Río de Janeiro en la plaza de Cinelandia. Pocos confían en que Lula da Silva podrá implementar con rotundidad su modelo de economía social y atención a las pobres y a las minorías. Un complicado parlamento y el cerco estrecho del mercado deja a Lula da Silva poco margen de acción, pero este domingo por la noche era de celebración.

Los representantes de las cámaras y principales instituciones democráticas, incluso los más cercanos al presidente Bolsonaro reconocieron la limpieza de la elección.

"Tenemos que retomar el diálogo con el poder legislativo y judicial, sin intentos de extralimitarnos, intervenir, concrolar ni cometer corrupción", dijo Lula.


Leer más sobre RFI

Leer tambien:
Brasil decide en el duelo definitivo entre Lula y Bolsonaro tras campaña agresiva
Brasil: último debate antes de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales
Los partidarios de Lula festejaron su 77º cumpleaños a pocos días de los comicios