‘Lula’ toma posesión ante un Brasil repleto de expectativas y desafíos

© Carl DE SOUZA / AFP

Brasil recibió a su nuevo presidente el 1 de enero de 2023. El izquierdista Luiz Inácio 'Lula' da Silva tomó posesión en las horas de la tarde del domingo enumerando varias de sus promesas. El líder brasileño tiene enormes retos en materia económica, medioambiental e internacional.

Brasil tuvo un peculiar inicio de año. El 1 de enero de 2023 Luiz Inácio ‘Lula’ da Silva juramentó como presidente por tercera vez acabando con cuatro años del mandato ultraderechista de Jair Bolsonaro.

El gigante latinoamericano recibe un nuevo año con un radical viraje político y cargado de expectativas del Gobierno izquierdista.

‘Lula’, por su parte, se colgó la banda de presidente con 77 años frente a una población sumamente polarizada. El exsindicalista ganó las elecciones por poco más de dos millones de votos.

Un corto margen que derivó en multitudinarias protestas en las que se denunciaba un supuesto fraude electoral. Los manifestantes pidieron incluso una intervención militar ante el silencio de Bolsonaro, que tardó en aceptar la transición del poder. Así, la división del país será solo uno en la larga lista de retos.

El acto tuvo un largo dispositivo de seguridad en el que unos 15.000 agentes de todos los cuerpos de seguridad del Estado fueron movilizados. Unas medidas de contingencia debido a las amenazas de grupos violentos de la extrema derecha bolsonarista.

El izquierdista tomó posesión ante representantes de al menos 120 países.

El que no estuvo en el acto fue Jair Bolsonaro, quien viajó a Florida, EE. UU. Según han declarado personas de su círculo cercano, pretende permanecer varios meses en ese país. En ese sentido, no hubo espacio para la imagen del ultraderechista pasando la banda de presidente a 'Lula'.


Leer más sobre FRANCE 24 Español

Leer tambien:
'Lula' completa un gabinete marcado por la representación femenina y la diversidad ideológica
Un detenido en Brasilia por colocar explosivo a días de la asunción de 'Lula'
Bolsonarismo: ¿últimos coletazos de los radicales o refundación de un movimiento moderado?