Lula da Silva echó a 43 militares de la residencia presidencial tras los ataques en Brasilia

Luiz Inacio Lula da Silva, en un acto de gobierno en Brasilia. (AP/Eraldo Peres)
Luiz Inacio Lula da Silva, en un acto de gobierno en Brasilia. (AP/Eraldo Peres) - Créditos: @Eraldo Peres

BRASILIA.- El presidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, despidió a 43 militares que en su mayoría se desempeñaban en el Palacio de la Alvorada, la residencia oficial en Brasilia, más de una semana después de los violentos ataques de simpatizantes bolsonaristas a las principales instituciones democráticas del país bajo el pedido de un golpe de Estado.

El gobierno publicó de manera oficial hoy la destitución de sus cargos a 40 miembros del Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea abocados a la seguridad de Alvorada, quienes no fueron dados de baja como militares.

El presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, y la primera dama de Brasil, Rosangela 'Janja' da Silva
El presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, y la primera dama de Brasil, Rosangela 'Janja' da Silva - Créditos: @EVARISTO SA

También fueron despedidos otros tres miembros del Gabinete de Seguridad Institucional (GSI), que se dedican a la Coordinación General de Operaciones de Seguridad Presidencial, según el diario O Globo.

El subteniente del Ejército Brasileño, Luciano Cerqueira de Araújo, y el cabo de la Fuerza Aérea Brasileña, Jasian Pereira Cardoso, que actuaban en la Coordinación General de la Administración de residencias oficiales, fueron despedidos.

La resolución no precisa los motivos de la salida de los militares, pero se produjo luego de que el presidente expresara críticas a la seguridad en el Palacio del Planalto, sede del gobierno, cuando fue asaltado por activistas, informó el O Globo.

Cientos de personas invadieron el Planalto y los palacios del Congreso y el Supremo Tribunal Federal (STF) el domingo 8 de enero, en incidentes que continúan bajo investigación de la Justicia.

Soldados patrullan en el Palacio Planalto en Brasilia
Soldados patrullan en el Palacio Planalto en Brasilia - Créditos: @MAURO PIMENTEL

Luego de ese intento de “golpe” Lula afirmó que hubo “connivencia” de militares y policías con los agresores, por lo que se mostró convencido de que el Poder Ejecutivo estaba “abierto a los estafadores”.

“Quiero ver todas las cintas grabadas dentro del STF, dentro del palacio. [Había] mucha gente de las Fuerzas Armadas aquí conspirando. Estoy convencido de que la puerta del Palacio del Planalto se abrió para que entrara esta gente porque no hay ninguna puerta rota. Es decir, alguien les facilitó la entrada aquí”, dijo Lula la semana pasada.

El Ministro Principal de la Casa Civil, Rui Costa, dijo en una entrevista con O Globo que el GSI, responsable de la seguridad del edificio, sería renovado casi al 100% para “tener oxigenación”.

“Tenemos que garantizar un estándar de formación que nos permita proteger los tres Palacios, símbolos de las tres instituciones en Brasil”, indicó Costa.

Soldados izan una nueva bandera brasileña en el Palacio Planalto en Brasilia
Soldados izan una nueva bandera brasileña en el Palacio Planalto en Brasilia - Créditos: @CARL DE SOUZA

El presidente también criticó la falta de cuidado en la residencia oficial, donde hay varios salones con fisuras en sus techos, lo que despertó la sospecha de que pueden tener micrófonos ocultos.

Lula y su esposa, Rosángela “Janja” Silva, continúan hospedados en un hotel del centro de Brasilia a la espera de que sean realizadas las refacciones de Alvorada donde la Policía Federal hizo un rastrillaje en busca de aparatos.

Según la primera dama, que visitó la Alvorada el 3 de enero, las condiciones en las que la administración de Jair Bolsonaro dejó el palacio no eran óptimas. Janja afirmó que había infiltraciones, cristales rotos, alfombras y sofás dañados, y que gran parte de la residencia estaba “deteriorada”.

La pareja de Lula acusa a Bolsonaro de dejar en mal estado el Palacio presidencial y que faltan obras de arte
La pareja de Lula acusa a Bolsonaro de dejar en mal estado el Palacio presidencial y que faltan obras de arte - Créditos: @Captura

Estamos pensando en hacer registro de las cosas que están dentro de la Alvorada también, para que no pase esto de nuevo, que un gobernante viene y saca los objetos que son patrimonio del Estado brasileño”, indicó Janja al respecto.

La idea de Lula y la primera dama es instalarse en el Palacio de la Alvorada a finales de enero, a su vuelta de su viaje oficial, el primero, a la Argentina.

Agencia ANSA, AP y DPA