Lula mantiene su favoritismo en los últimos sondeos antes de las elecciones

Sao Paulo, 29 oct (EFE).- El exmandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva sigue por delante del gobernante Jair Bolsonaro con entre un 49 y un 50 % de las intenciones de voto, según dos sondeos divulgados este sábado, los últimos antes de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales del domingo.

La firma Datafolha indicó que el dirigente progresista cuenta con un 49 % de los apoyos, frente al 45 % que obtendría el líder ultraderechista, con lo que estarían cerca del empate técnico al estar en el límite del margen de error, que es de dos puntos.

Un 4 % votaría en blanco o nulo y otro 2 % no supo qué responder.

El escenario se mantiene prácticamente estable con respecto a la anterior encuesta de Datafolha, difundida el jueves pasado y que dio a Lula el mismo porcentaje (49 %) y a Bolsonaro un punto menos (44 %).

Excluidos los blancos y nulos, que es como la Justicia electoral realiza el escrutinio, el líder del Partido de los Trabajadores (PT) tendría el 52 % de los votos válidos y el capitán retirado del Ejército el 48 %, con lo que no sería reelegido presidente, de acuerdo con Datafolha.

Por otro lado, la empresa Ipec apuntó una diferencia mayor entre ambos candidatos, con Lula obteniendo el 50 % de los apoyos, mientras que el actual gobernante conseguiría el 43 %, mismos porcentajes que en el último sondeo realizado el lunes pasado.

Los votos blancos seguirían en el 5 % y los que no supieron qué responder en el 2 %.

También se repiten los resultados de hace seis días si se analizan apenas los votos válidos: Lula llegaría hasta el 54 % de los sufragios y Bolsonaro se quedaría con el 46 %.

En la primera vuelta de las presidenciales, celebrada el pasado 2 de octubre, Lula fue el candidato más votado, con 48,4 % de los sufragios, y Bolsonaro quedó en segundo lugar, con el 43,2 %.

Como ninguno obtuvo más de la mitad de los votos válidos, ambos disputarán la Presidencia en el balotaje de este domingo.

Las empresas demoscópicas han sido muy cuestionadas en Brasil por parte de Bolsonaro y sus simpatizantes, por no haber detectado la fuerza que tuvo el actual mandatario en primera ronda, donde obtuvo un porcentaje de votos superior al previsto.

(c) Agencia EFE