Lula vuelve a dejar en vilo su candidatura a la Presidencia de Brasil

·3  min de lectura

Brasilia, 8 oct (EFE).- El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva dejó otra vez en vilo a Brasil y al mundo sobre sus aspiraciones presidenciales, al confirmar que su candidatura sólo se definirá en 2022, aunque insistió en que seguirá trabajando con "todas las fuerzas políticas para arreglar" al país.

"Voy a decidir mi candidatura a comienzos del año que viene", aseguró Lula durante una rueda de prensa este viernes en Brasilia.

El expresidente también calificó de "nefasto" al actual mandatario Jair Bolsonaro, reiteró las críticas a su Gobierno y pidió a los brasileños elegir a alguien que sepa gobernar y que sea "humano".

Lula, que gobernó al país entre 2003 y 2010, recordó las problemáticas por las que pasa la potencia suramericana, con un desempleo del 14 %, donde más de 33 millones de personas trabajan en la informalidad y el 10 % "pasa hambre" porque la inflación ya superó los dos dígitos y el costo de vida está muy alto.

"Todo lo que hemos conquistado está siendo destruido. Este Gobierno destruyó el respeto al salario mínimo y desmanteló las industrias (...). Tenemos riqueza en agua, en medioambiente, en petróleo. Todo eso es inútil en manos de quien no se ha preparado para gobernar", dijo.

El ex jefe de Estado tampoco ahorró palabras para criticar la gestión frente a la covid de Bolsonaro, de quien dijo que nunca tuvo un gesto solidario con alguna víctima de la pandemia, que ya deja 600.000 muertos y más de 21,5 millones de positivos.

También reprobó la actitud que recientemente tuvo el mandatario en Nueva York, durante la Asamblea de la ONU, donde ignoró todos los protocolos exigidos para evitar la propagación del virus, una actitud que ocupó las principales páginas de la prensa en el mundo y que Lula calificó de "nefasta".

La importancia de la Amazonía también estuvo presente en los temas abordados por el líder progresista, que insistió en la importancia de preservarla para que haya desarrollo y el país crezca, y le pidió al presidente de Francia, Emmanuel Macron, dejar de insistir en que la mayor selva del planeta pertenece al mundo entero porque "ella es de Brasil".

Pese a las críticas, el líder socialista y dirigente del Partido de los Trabajadores (PT) dejó en vilo si será candidato a la presidencia de Brasil el próximo año.

El exmandatario brasileño está desde el domingo pasado en Brasilia, donde se mueve la política del país, en busca de alianzas con partidos de centro y de derecha, con miras a las elecciones presidenciales de 2022.

A punto de cumplir 76 años, Lula reiteró que se siente de 30 y anunció giras por diversas ciudades del país y visitas a varios países del mundo, especialmente en Europa.

El líder progresista quiere entrevistarse con líderes del Parlamento Europeo y está organizando una agenda que lo llevará a Berlín, Bruselas y París, y que también incluiría a España, donde aspira a encontrarse con el presidente Pedro Sánchez y con un grupo de empresarios en Madrid.

A un año de los comicios, el ex jefe de Estado se sitúa como el gran favorito para las presidenciales de 2022 y ganaría con un 44 % de los votos, casi el doble de los sufragios que obtendría Bolsonaro (26 %), según una encuesta de la firma Datafolha divulgada el 17 de septiembre.

El favoritismo de Lula en las encuestas de intención de voto coincide con las fuertes críticas al Gobierno de Bolsonaro que tiene una reprobación del 52 % la más alta desde que llegó al poder.

María Angélica Troncoso

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.