Lula estaría enamorado y con planes para casarse cuando salga de prisión

Alberto Armendáriz

RÍO DE JANEIRO.- La prisión no habría impedido que el ex presidente Luiz InacioLula da Silva (2003-2010) vuelva a encontrar el amor, y ya haría planes para casarse cuando recupere la libertad.

"El jueves último visité a Lula . Está en excelente forma física y psíquica. Su gran preocupación ahora es la defensa de la soberanía, la unión de los brasileños para defender Brasil y su pueblo de lo que está ahí (el gobierno de Jair Bolsonaro ). Su mayor demanda es que su inocencia sea reconocida. Está enamorado y su primer proyecto al salir de la prisión es casarse", reveló en su cuenta de Facebook su amigo el economista y ex ministro Luiz Carlos Bresser-Pereira después de visitar al exmandatario de 73 años la semana pasada.

Por ahora, el entorno oficial de Lula -su vocero, sus abogados y el Partido de los Trabajadores-, no han confirmado ni desmentido la información. Sin embargo, la revista Época aseguró que la novia del expresidente, condenado por corrupción y lavado de dinero en el marco de la Operación Lava Jato, es la paulista Rosangela "Janja" da Silva, de unos 40 años. Los dos se conocieron hace varios años, en medio de las "caravanas de la ciudadanía" que el exlíder sindicalista realizaba por el país, antes de ganar las elecciones de 2002, y desde entonces se mantuvieron amigos.

Socióloga, Janja divide su tiempo entre Foz do Iguaçu, donde trabaja en el departamento de proyectos sociales de la represa de Itaipú, y Curitiba, ciudad en la que vive. Cuando está en la capital paranaense, visita frecuentemente a Lula en su celda de la Superintendencia de la Policía Federal, donde el expresidente está recluido desde abril del año pasado; su condena original era de 12 años y un mes de prisión, pero el mes pasado el Superior Tribunal de Justicia la redujo a ocho años y 10 meses, con lo cual a partir de septiembre podría pasar a un régimen semiabierto o incluso a un arresto domiciliario.

Lula es viudo; estuvo casado durante 43 años con Marisa Leticia Rocco Casa, quien falleció en enero de 2017 tras un accidente cerebrovascular.

En una entrevista concedida a los diarios Folha de S. Paulo y El País en abril último, el expresidente hizo unas declaraciones que ahora cobran más sentido en relación a su vida amorosa.

"¿Ustedes creen que no me gustaría estar en casa? Adoraría estar en casa con mi mujer, adoraría estar en casa con mis hijos, adoraría estar en casa con mis nietos, adoraría estar en casa con mis compañeros, pero no me hago problemas porque quiero salir de aquí con la cabeza erguida, como entré; inocente. Y sólo puedo hacer eso si tengo el coraje y su lucho por eso", dijo en ese momento.