Lula designa a defensora de Amazonía como ministra ambiental

BRASIL-AMAZONÍA-MINISTRA AMBIENTAL (AP)
BRASIL-AMAZONÍA-MINISTRA AMBIENTAL (AP)

La activista amazónica Marina Silva anunció el jueves su nombramiento como ministra de Medio Ambiente de Brasil por parte del presidente electo Luiz Inácio Lula da Silva. La designación indica que el nuevo gobierno brasileño dará prioridad a frenar la deforestación ilegal de los bosques tropicales, incluso si eso significa entrar en conflicto con los poderosos intereses de la agroindustria.

Silva anunció su nombramiento el jueves en un mensaje a sus seguidores. Lula tenía programada una conferencia de prensa el jueves más tarde en la que anunciará varios nombramientos.

Ambos asistieron a la reciente conferencia climática de la ONU en Egipto, donde Lula prometió a multitudes que lo vitoreaban una “deforestación cero” para 2030 en el Amazonas, la selva tropical más grande del mundo y clave para combatir el cambio climático. “No habrá seguridad climática si el Amazonas no está protegido”, aseguró entonces.

Su elección de Silva subraya ese compromiso, pero la polémica elección podría socavar sus perspectivas de gobernabilidad, dado que muchos actores de la agroindustria y legisladores asociados están resentidos con la activista. El resentimiento se deriva de su tiempo como ministra de Medio Ambiente durante la mayor parte del último mandato presidencial de Lula, de 2003 a 2010.

Lula también estaba por designar a Sonia Guajajara como la primera ministra de Pueblos Indígenas de Brasil, según anunció ella el jueves. Y según informes de la prensa local, el productor de soya Carlos Fávaro sería nombrado ministro de Agricultura.

Silva nació en la Amazonía y trabajó como recolectora de caucho en su adolescencia. Como ministra de Medio Ambiente, supervisó la creación de decenas de zonas de conservación y una sofisticada estrategia contra la deforestación, con importantes operaciones contra los delincuentes medioambientales y un moderno monitoreo vía satélite. También ayudó a diseñar el mayor esfuerzo internacional para preservar la selva tropical: el Fondo Amazonía, respaldado en su mayor parte por Noruega. La deforestación se redujo drásticamente.

Sin embargo, Lula y Silva se distanciaron luego de que él comenzó a atender a los agricultores durante su segundo mandato, por lo que Silva renunció en 2008.

Lula parece haberla convencido de que él ha cambiado de rumbo. Ella se unió a su campaña después de que él aceptara sus propuestas de conservación. En su propia aparición durante la cumbre de la ONU, Silva dijo que el gobierno de Lula protegería la selva tropical y lideraría la lucha contra el cambio climático.

___

Las periodistas de The Associated Press Carla Bridi en Brasilia y Diane Jeantet en Río de Janeiro contribuyeron para este despacho

___

La cobertura climática y medioambiental de The Associated Press recibe el apoyo de varias fundaciones privadas. La AP es la única responsable de todo el contenido