'Lula' denuncia que algunos policías y militares actuaron en connivencia con asaltantes

© Reuters/Amanda Perobelli

El presidente brasileño, Luiz Inácio 'Lula' da Silva acusó a algunos de los militares y policías encargados de la seguridad de Planalto, en Brasilia, donde se encuentran las sedes del Gobierno y que fueron asaltadas por manifestantes el domingo, de haber actuado en connivencia con los manifestantes de extrema derecha seguidores de Jair Bolsonaro.

Las últimas declaraciones del presidente brasileño, Luiz Inácio 'Lula' da Silva son combustible para el debate sobre la actuación de las Fuerzas Militares y la Policía el 8 pasado de enero, cuando bolsonaristas asaltaron en Brasilia las sedes de la Presidencia, el Congreso y la Corte Suprema.

‘Lula’ dijo que quería “ver los videos grabados dentro de la Corte Suprema, dentro del Palacio (presidencial de Planalto). Hubo mucha gente connivente. Hubo muchos miembros de la Policía conniventes, muchos miembros de la Fuerzas Armadas aquí dentro conniventes".

Según el mandatario aún no ha hablado de sus sospechas con su equipo, ya que dice está esperando que la tensión baje, además que está “convencido de que la puerta del Palacio de Planalto fue abierta para que esas personas entraran, porque no hay ninguna puerta quebrada. Es decir que alguien les facilitó la entrada aquí".

Duras acusaciones que apuntan directamente a un sector del Ejército y la policía. Los encargados de la seguridad del lugar son miembros de la Guardia Presidencial, un batallón del Ejército y agentes de la Policía Militarizada de Brasilia, en algunos de los videos revelados se les ve fraternizando con los asaltantes.

Demócratas estadounidenses contra Bolsonaro

Bolsonaro voló hacia Estados Unidos dos días antes de que su mandato llegara a su fin el 1 de enero de este año.

Con EFE y Reuters


Leer más sobre FRANCE 24 Español

Leer tambien:
Bolsonaristas cancelan nuevas manifestaciones; la tensión sigue en Brasil
Brasil: exigen cárcel para atacantes a las sedes del poder tras dejar daños “incalculables”
La institucionalidad de Brasil retorna a la "normalidad", asegura el ministro de Justicia