Lula corteja a agricultores brasileños antes de la elección y enfada a su base ecologista

·2  min de lectura

Por Ricardo Brito y Lisandra Paraguassu

BRASILIA, 21 jul (Reuters) - El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva está atrayendo a aliados del poderoso sector agrícola de Brasil a su campaña, buscando fracturar la base de su rival en un movimiento que arriesga tensiones con sus partidarios ambientalistas.

El agronegocio avanzó mucho bajo el Gobierno de Lula entre 2003 y 2010, pero el presidente derechista Jair Bolsonaro ha establecido una poderosa conexión con los intereses rurales, prometiendo empujar la frontera agrícola de Brasil más profundamente en la selva amazónica.

Por el contrario, Lula ha prometido "deforestación neta cero" en Brasil en un plazo de cuatro años, alineando su retórica con el pensamiento más ecológico de los círculos de izquierda de América Latina.

Sin embargo, la semana pasada, Lula llamó la atención al reforzar las relaciones con los intereses agrícolas tradicionales, respaldando la candidatura al Senado del legislador Neri Geller, vicepresidente de la bancada agraria del Congreso, y reuniéndose con el senador Carlos Favaro, que también tiene fuertes vínculos con la agroindustria.

Geller, que fue ministro de Agricultura bajo el mandato de la sucesora de Lula, Dilma Rousseff, dijo a Reuters que vio a más aliados de la industria agrícola que lo apoyan, incluyendo al "Rey de la Soja" de Brasil, Blairo Maggi, otro ex ministro de Agricultura criticado como apologista de la deforestación.

A pesar de la ventaja de dos dígitos de Lula sobre Bolsonaro de cara a las elecciones de octubre, muchos grandes nombres de la agroindustria siguen siendo tímidos a la hora de hablar con el político izquierdista. Varios dirigentes del sector declinaron responder a las preguntas de Reuters sobre sus conversaciones con la campaña de Lula.

Después de reunirse con Lula, Geller y Favaro fueron criticados por un grupo de presión agrícola en su estado natal, Mato Grosso, destacando los riesgos de romper con Bolsonaro.

Lula también recibió críticas de la izquierda por las reuniones. Los defensores del medio ambiente desconfían de Geller por intentar flexibilizar las licencias ambientales y de Favaro por impulsar un proyecto de ley para ganar tiempo para los agricultores y ganaderos acusados de invadir tierras públicas.

(Reporte de Ricardo Brito y Lisandra Paraguassu, escrito por Ana Mano. Editado en español por Javier Leira)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.