Lula aboga por rehacer el acuerdo UE-Mercosur tras las elecciones de 2022

·2  min de lectura
Luiz Inacio Lula da Silva habla durante la conferencia que dio en la prestigiosa universidad Sciences Po de París, el 16 de noviembre de 2021 en la capital francesa (AFP/Julien de Rosa)

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva abogó este miércoles por rehacer el acuerdo comercial de 2019 entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur tras las elecciones de 2022, tras criticar un pacto cerrado "precipitadamente".

"Su conclusión fue errónea, precipitada (...) Tras 2022, tras los procesos electorales en varios países, hay que reunirse de nuevo alrededor de una mesa sin prejuicios, con la idea de hacer un acuerdo que pueda ser bueno", agregó.

Lula, favorito en los sondeos si se presenta a la elección presidencial del próximo año, reiteró que la UE debe "entender" que los países del Mercosur deben poder exportar productos manufacturados de mayor valor añadido.

El ex jefe de Estado izquierdista entre 2003 y 2011, de gira por países europeos, también consideró "peligroso" que "el Mercosur acepte que Europa pueda participar" en las compras públicas en los países del bloque sudamericano.

El jefe del Partido de los Trabajadores (PT) realizó estas declaraciones en rueda de prensa tras recibir en París el "Premio al Coraje Político" 2021 concedido por la revista especializada 'Politique internationale'.

La revista destacó la "ejemplar tenacidad" frente "a las persecuciones políticas y judiciales" de Lula, quien "encarna" la "esperanza" de los brasileños "decepcionados" con el actual presidente, el ultraderechista Jair Bolsonaro.

Esta revista, fundada en 1978, ya concedió en el pasado el Premio al Coraje Político al papa Juan Pablo II, al expresidente egipcio Anwar al Sadat y el exjefe de Estado sudafricano Frederik De Klerk, que contribuyó al fin del apartheid.

Sus declaraciones llegan antes de una reunión con el presidente francés, Emmanuel Macron, muy crítico también con el actual pacto entre la UE y el Mercosur, al que se opone por considerarlo incompatible con la "agenda climática".

Negociado durante 20 años, el acuerdo comercial entre ambos bloques enfrenta críticas entre los sectores agrícolas en Europa, que se consideran perjudicados en beneficio de las industrias de la UE que podrán exportar sus productos al Mercosur.

Sin embargo, aunque se llegó a un acuerdo de principio entre los negociadores, su aprobación no ha podido completarse, al enfrentar reticencias de países como Francia, que celebra además elecciones presidenciales en 2022.

fz-tjc/me

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.