Lukashenko visita Abjasia y suscita una "enérgica protesta" de Georgia

Tiflis, 28 sep (EFE).- El presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, visitó este miércoles la región separatista georgiana de Abjasia, lo que suscitó una "enérgica protesta" de las autoridades de Georgia.

Nada más conocerse su visita, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Georgia citó al embajador bielorruso en Tiflis, Anatoli Lis, para expresarle una "enérgica protesta", dijeron a Efe en la oficina de prensa de esa cartera.

El viceministro de Exteriores georgiano Teimuraz Dzhandzhalia exigió "explicaciones adicionales" al embajador, que abandonó la sede del ministerio sin formular declaraciones.

Poco después, la presidenta georgiana, Salomé Zurabishvili, condenó la visita de Lukashenko a Abjasia y la tachó de una violación del derecho internacional.

"Condeno enérgicamente la visita de Aleksandr Lukashenko a la Abjasia ocupada. Es una violación inaceptable de la Ley de Territorios Ocupados de Georgia, de nuestras relaciones bilaterales y de los principios del derecho internacional", escribió en Twitter.

Lukashenko se reunió con el líder de Abjasia, Aslán Bzhania, en su primera visita a esa región separatista reconocida como Estado independiente por Moscú, aunque no por Minsk, informaron las autoridades abjasias.

"Bienvenido, Alexandr Grigoriévich (patronímico de Lukashenko). Usted es para nosotros un huésped deseado al que esperábamos desde hace mucho tiempo", dijo Bzhania al darle la bienvenida al mandatario bielorruso, según un comunicado de la presidencia abjasia.

El dirigente abjasio expresó su seguridad de que la visita de Lukashenko dará un nuevo impulso a la relaciones y añadió: "Haremos sin falta que estas sean como en los buenos tiempos soviéticos".

"La nostalgia nunca nos abandona", dijo a su vez Lukashenko, que recordó que la última vez que estuvo en Abjasia fue hace más 25 años, cuando era diputado.

"Ayer con nuestro hermano mayor (el presidente ruso) Vladímir Putin debatimos los problemas de Abjasia. Debatimos mucho estos problemas, hasta la noche, y llegamos a una conclusión: no se puede abandonar a Abjasia", dijo el presidente bielorruso.

Añadió que Minsk y Moscú coordinan sus acciones y que "Rusia está dispuesta a arrimar el hombro".

"Seguramente ha llegado la hora. Hoy, como nunca, hemos visto cómo está el mundo. No nos dejarán paz. Por eso debemos fortalecer las relaciones con los amigos", dijo Lukashenko.

Abjasia se escindió de facto de Georgia a comienzos de los pasados años 90 tras un conflicto armado en el que los separatistas vencieron a la tropas de Tiflis, y en 2008, tras la guerra ruso-georgiana, fue reconocida por Moscú como Estado independiente.

(c) Agencia EFE