Lukashenko y Merkel hablan sobre ayudar a inmigrantes y evitar una escalada

·2  min de lectura

Moscú, 15 nov (EFE).- El presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, y la canciller alemana, Angela Merkel, abordaron hoy telefónicamente el arreglo a la crisis migratoria entre esa antigua república soviética y la Unión Europea (UE) y la posibilidad de ofrecer ayuda humanitaria a los inmigrantes concentrados en la frontera.

"Se abordaron detalladamente las vías y perspectivas de solución del problema migratorio con el fin de impedir una escalada de la situación en la frontera", informó el canal de Telegram "Pul Pervogo" (Primer Canal), adscrito a la Presidencia.

Lukashenko y Merkel trataron durante casi 50 minutos de conversación los problemas en la frontera con Polonia, pero también con Lituania y Letonia, que han acusado al régimen bielorruso de fomentar la inmigración ilegal hacia la UE para castigar su apoyo a la oposición bielorrusa.

También hablaron sobre "la concesión de ayuda humanitaria" a los migrantes, en su mayoría kurdos procedentes de Oriente Medio.

Según la parte polaca, más de 3.000 inmigrantes -unos 2.000, según Minsk- abandonaron hoy el campamento en el que se encontraban desde hace una semana y se concentraron frente al paso fronterizo polaco de Bruzgui-Kuznitza.

Aunque hace una semana los inmigrantes llegaron a la frontera polaca escoltados por las fuerzas de seguridad bielorrusas, el Comité Estatal de Fronteras destacó hoy que "se organizaron por su cuenta" en una gran columna y al mediodía se dirigieron a la frontera.

"Los refugiados subrayan sus intenciones exclusivamente pacíficas (...). Al frente de la columna van mujeres y niños pequeños", señala la agencia gubernamental.

Lukashenko, considerado el último dictador de Europa, aseguró hoy que Minsk está dispuesto a devolver a sus países de origen a los migrantes, pero "ninguno quiere regresar".

Varsovia sospecha que durante la noche los inmigrantes, que ya han montado sus tiendas de campaña para pasar la noche en el puesto de control, intentarán asaltar la frontera.

Los ministros de Asuntos Exteriores de la UE impulsaron hoy la quinta ronda de sanciones contra Bielorrusia por el papel del régimen bielorruso a la hora de "instrumentalizar" a migrantes en la frontera europea, en lo que Bruselas considera un "ataque híbrido".

Lukashenko volvió a advertir hoy de que responderá con dureza a las sanciones europeas, aunque el presidente ruso, Vladímir Putin, advirtió el sábado a Minsk con que el cierre de la llave del gas a la UE perjudicaría las relaciones bilaterales. EFE

io/psh

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.