Lujosa y espeluznante: descubren la mansión en ruinas de un cantante inglés

LA NACION
·2  min de lectura

El canal de YouTube The Bearded Explorer es una fuente infinita de misterios: muestra casas, edificios y garages olvidados en el Reino Unido que esconden tesoros. Lugares escondidos, recubiertos de vegetación y polvo que, de no ser por el intrépido explorador urbano Colin Smith (36), pasarían inadvertidos.

Sin luz, agua ni coronavirus: se mudaron a una isla remota donde son los únicos habitantes

En una de sus últimas incursiones, The Bearded Explorer recorrió una mansión abandonada que perteneció al compositor y cantante Oritsé Jolomi Matthew Soloman Williams, más conocido como Oritsé y miembro de la banda JLS. Oritsé abandonó la propiedad luego de que un voraz incendio destruyera gran parte de la construcción.

Aún bajo investigación, algunas hipótesis apuntan a que el incendio pudo haber sido intencional, ya que se produjo días después de que el músico fuese sobreseído de una denuncia por violación. Smith se encargó de mostrar y documentar lo que queda en pie de la mansión, tanto en su canal de YouTube como en su cuenta de Instagram.

Ubicada en las afueras de Londres, la vivienda consta de dos plantas. Un enorme hall de distribución se adentra en una sala de estar. Hacia el fondo, una escalera de madera comunica con el nivel superior. Ambas partes de la casa fueron devastadas por el fuego.

En la planta baja, el joven explorador urbano recorrió los distintos ambientes. La canilla y una imponente isla permanecen intactas en la cocina. En el fondo de la casa, una piscina se mantiene llena, aún abandonada.

Ya en el nivel superior, Smith se encontró con un panorama desolador: las habitaciones y el baño están a la intemperie ya que el techo fue totalmente consumido por las llamas. En algunos cuartos, la vegetación lindera de la casa se abrió paso al interior de la propiedad.

Herencia: el hijo de Fidel Castro contó un secreto de la casa cubana de Maradona

Cada detalle de la casa exhibe un nivel de lujo y confort de antaño, como un baño con un impresionante jacuzzi y azulejos negros con dibujos de coronas. Sin embargo, ahora, sin protección y con el paso del tiempo, lo que resta de la exclusiva mansión no es más que un montón de materiales en estado calamitoso.