Quién es Luis Robles, el joven que lleva preso casi cuatro meses en Cuba por pararse en una calle con un cartel

Lioman Lima - @liomanlima - BBC News Mundo
·10  min de lectura
Luis Robles
El joven se paseó por el boulevard de San Rafael con una pancarta.

Desde hace casi cuatro meses, un joven cubano está en la cárcel por haberse parado en la calle con un cartel.

Era el 4 de diciembre de 2020 y Luis Robles Eliazástigui, de 28 años, se plantó con una pancarta improvisada en uno de los paseos peatonales más céntricos de La Habana para pedir la liberación de Denis Solís, un rapero contestatario condenado a ocho meses por "desacato".

"Libertad. No más represión. #Free_Denis", decía el pedazo de cartón que el joven movía mientras caminaba en rondas y decenas de personas lo grababan.

Pocos días antes, Cuba había vivido una de las mayores protestas en su historia reciente cuando más de 500 jóvenes se reunieron frente al Ministerio de Cultura en solidaridad con el Movimiento San Isidro (MSI), un grupo de artistas que se opone al gobierno y al que pertenece Solís.

Numerosos integrantes del MSI habían sido desalojados por la fuerza de la sede del grupo el día antes de la protesta, mientras realizaban una huelga de hambre para exigir la liberación de su compañero.

"Luis no conocía a Denis Solís, pero me imagino que se sintió identificado con lo que le pasó, con el Movimiento San Isidro… y llegó el día que se colmó y reventó, y salió para la calle", dice a BBC Mundo desde La Habana Landys Fernández Eliazástigui, hermano de Robles.

El joven, con una mochila a la espalda y un gorro de invierno en la cabeza, sostuvo el cartel por varios minutos, hasta que llegó la policía, que se lo arrebató y procedió a arrestarlo.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Fue entonces cuando ocurrió algo poco común en un país como Cuba: mientras lo detenían, las personas que lo grababan, muchas de ellas mujeres, comenzaron a gritarle a la policía para que no golpearan al joven.

Los videos de la detención y la reacción de apoyo de los que transitaban por el boulevard de San Rafael comenzaron a ser compartidos en las redes sociales y a pasar de un teléfono a otro en la isla, aunque por semanas no se supo quién había protagonizado la protesta o qué le había sucedido después.

La familia, según cuenta Fernández Eliazástigui, trató inicialmente de mantener un bajo perfil para ver si era liberado, pero las semanas pasaban y Robles seguía preso, así que decidieron buscar ayuda.

Ahora, casi cuatro meses después, denuncian que el joven ha sido sometido a "tratos humillantes" en la cárcel, "desnudado", "golpeado" o "mojado", puesto en celdas de castigo, sin posibilidad de visitas familiares y sin acceso a medicamentos.

BBC Mundo contactó con el Centro de Prensa Internacional de Cuba para conocer la posición oficial del gobierno sobre el caso y estas denuncias, pero no obtuvo respuesta.

A inicios de esta semana, el gobierno de Joe Biden condenó el arresto e indicó que "nadie debería ser encarcelado por llevar un cartel".

¿Qué ha dicho el gobierno?

Las autoridades de Cuba no han hablado de forma pública sobre el caso de Robles.

Sin embargo, la semana pasada, la televisión estatal se refirió por primera vez al joven quien, según dijo el presentador Humberto López, "trataba de llamar la atención" en un "franco acto de provocación".

"Cuando fue requerido por las autoridades se resistió y se produjo un altercado en plena calle", alegó López, aunque en los diferentes videos publicados en las redes sociales el joven no parece resistirse al arresto y son los transeúntes los que piden a la policía que no lo maltrate.

"Este joven fue detenido, se encuentra en este momento en prisión provisional mientras se está desarrollando la investigación", informó el presentador.

El reporte sirvió además para "denunciar" una "acción secreta" con "pretensiones subversivas": una supuesta protesta que organizaban los miembros del MSI para pedir la liberación de Robles.

La denuncia de la protesta fue recibida con asombro por los presuntos organizadores, que negaron estar implicados y aseguraron no saber a qué se refería el gobierno.

En cualquier caso, el espacio televisivo fue la primera confirmación oficial de que Robles continuaba detenido.

¿Quién es Luis Robles?

Nacido en 1992 en Guantánamo, en la parte más oriental de la isla, Robles estudió informática y, según cuenta su hermano, se dedicaba a reparar radios, televisores, equipos de música y otros equipos electrónicos.

Tiene un hijo de 1 año y unos meses, al que ayudaba a mantener, y vivía en un apartamento de alquiler en la capital.

"Luis es un joven tranquilo, pero que siempre ha tenido una manera de pensar diferente y por eso salió a la calle con un cartel pidiendo la libertad de Dennis Solis, que es otro joven que también está preso por pensar diferente", dice Fernández Eliazástigui.

El hermano recuerda que conoció de la detención por un amigo de Robles y que la familia pensó en un inicio que sería liberado rápidamente.

"Nosotros pensamos que lo iban a soltar con una multa. La protesta fue un viernes. Nosotros fuimos el sábado y el domingo a la estación de policía, pero no nos atendieron. Cuando volvemos el lunes, nos dicen que ya no estaba allí. No nos dijeron dónde estaba. Nadie nos dio una respuesta", recuerda.

Luego supieron que había sido trasladado a Villa Marista, la cárcel de la Seguridad del Estado.

Luis Robles
Robles tiene 28 años y es padre de un niño pequeño.

"Lo que tengo entendido es no se encontró nada que le inculpara, o sea que fuera pagado del exterior o que perteneciera a algún grupo de oposición. Pero sigue detenido y el expediente sigue en mano de la Fiscalía a la espera de que determinen una causa por la cual juzgarlo", cuenta el hermano.

El gobierno de Cuba tradicionalmente acusa a los opositores o personas que protestan contra las autoridades de ser pagados por EE.UU. y de ser "mercenarios a sueldo del imperialismo".

A diferencia de cómo sucede en la mayoría de los países, los medios internacionales deben solicitar información sobre organismos del Estado al Centro de Prensa Internacional y no directamente a las instituciones, por eso BBC Mundo no pudo contactar con la Fiscalía de Cuba para conocer su posición sobre la investigación del caso.

Tras la detención, la familia presentó un recurso de habeas corpus para pedir la liberación de Robles, pero fue denegado, al igual que posteriormente la posibilidad de libertad bajo fianza.

"También pasamos mucho trabajo para conseguir un abogado, porque nadie quería tomar el caso. Algunos nos decían directamente que en algo así no se metían, otros nos decían que sí y a la semana que no, hasta que finalmente pudimos contratar a uno el 28 de diciembre", dice Fernández.

¿Cuáles son los cargos?

Inicialmente, la policía entregó a la familia una multa de 1.000 pesos (unos US$25 en un país donde en ese momento el salario mínimo era US$17) contra Robles por "afear el ornato", aparentemente con su pancarta.

Las autoridades informaron luego que el joven estaba siendo investigado por delitos "contra la seguridad del Estado", un cargo por el que podría enfrentar varios años de cárcel, lo que ha sido cuestionado por expertos en leyes.

"El tribunal no especificó cuáles de los delitos contra la seguridad del Estado le está imputando ni por qué, o qué relación puede tener esa protesta que él realizó con los delitos que están tipificados en ese artículo", explica a BBC Mundo Laritza Diversent, directora de Cubalex, un grupo independiente de abogados cubanos que sigue el caso.

"El tribunal debe argumentar suficientemente por qué se le atribuye ese delito y por qué la detención, pero eso no sucedió. Pasó el tiempo y el 4 de febrero se cumplieron 60 días de la detención. La ley de procedimiento penal establece que el proceso de investigación debe durar 60 días y hasta el momento no se ha presentado el caso ante un tribunal", alega.

manifestación
La protesta de Robles ocurrió pocos días después de una manifestación de jóvenes artistas frente al Ministerio de Cultura de La Habana.

La abogada indica que su grupo presentó un segundo recurso de habeas corpus, que también fue denegado y una apelación, que todavía sigue en curso ante el Tribunal Supremo.

Diversent expresó también su temor ante las denuncias de que el joven estaría "siendo sometido en la prisión a actos que pueden constituir tortura, malos tratos o tratos humillantes" según las convenciones internacionales.

Para organizaciones defensoras de derechos humanos, su encarcelamiento busca "enviar un mensaje" para evitar que protestas de este tipo se repitan en la isla.

"En el contexto en el que ocurrió queda claro que Luis Robles fue visto un chivo expiatorio con el que se quiere enviar un mensaje a los que quieran protestar de cómo van terminar", dice a BBC Mundo Javier Larrondo, director de la ONG Prisioners Defenders, que asesora a la familia de Robles para presentar el caso ante organismos internacionales.

Grupos defensores de los derechos humanos en Cuba aseguran que el caso de Robles no es solo relevante por sí mismo, sino por la forma en la que se inscribe en lo que consideran un "aumento de la represión" en la isla.

De acuerdo con estadísticas del Observatorio Cubano de Derechos Humanos, solo durante el mes de febrero pasado, se documentaron "al menos 373 acciones represivas, de las cuales 120 fueron detenciones arbitrarias".

¿Cuál es la situación de Robles?

En la información difundida por la televisión estatal, el vocero aseguró haberse comunicado con la prisión donde Robles se encuentra detenido.

"Nosotros hablamos hoy con las autoridades del centro donde se encuentra esta persona en estos momentos. Nos dicen que está en el área donde ubican a los reclusos en prisión provisional. Está allí como otros en su misma situación procesal", dijo.

Según cuenta el hermano de Robles, el joven fue trasladado al llamado Combinado del Este, el mayor recinto penitenciario de Cuba, que es también una cárcel de máxima seguridad.

Solís
El rapero Denis Solís fue arrestado y condenado a ocho meses de cárcel por "desacato" tras expulsar a un policía de su casa.

"Nadie ha podido visitarlo, dicen que por el tema de la covid. Desde el 4 de diciembre no lo hemos visto. Solo sabemos de él por teléfono", cuenta.

Fernández Elizástegui asegura que en las últimas conversaciones el hermano le "confirmó verbalmente" que había sido sometidos a malos tratos en la cárcel, entre ellos que lo "golpearon, le quitaron la ropa, que lo mojaron con agua fría, que cada dos horas le cambiaban de celda desnudo".

También alega que Robles realizó una huelga de hambre después que las autoridades le impidieran entrar a la cárcel unos medicamentos para la gastritis que padece.

BBC Mundo no pudo confirmar de forma independiente estas denuncias, pero medios alternativos de Cuba aseguran haber hablado con Robles y otros reclusos en la cárcel, que ratificaron esa versión.

De acuerdo con Fernández, la última información que tuvieron de su hermano era que se encontraba, por segunda vez, en una celda de castigo.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.