Quién es Luis Ramón, el polémico diputado aliado al kirchnerismo, que fue premiado con una comisión

LA NACION
·3  min de lectura
El locuaz y verborrágico legislador, durante una campaña electoral, subido a su "ramoneta" con el megáfono en mano, prometiendo la defensa de los derechos de los consumidores.
Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Aguilar

MENDOZA.- El excéntrico diputado nacional José Luis Ramón sigue acercándose al poder, bajo la sorprendente mirada y crítica de sus detractores y también de sus viejos amigos políticos, con los que finalmente rompió, y que llegaron a tratarlo de "traidor". Pasó de abogado defensor de los derechos de los consumidores en Mendoza a fundador de Protectora, un partido político que le permitió ser candidato a gobernador. Previamente, bajo el sello del Partido Intransigente, llegó al Congreso, donde sigue haciendo de las suyas. Así, el "loco de la frazada", por su vestimenta de campaña contra los tarifazos del gas, a bordo de su "Ramoneta", una camioneta con megáfono para hablar por las calles mendocinas, con los pelos al viento, hoy es uno de los principales aliados del kirchnerismo.

De hecho, los ojos están puestos en Ramón no sólo porque en los últimos meses se mostró a favor de la polémica reforma judicial impulsada por la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner sino que su voto está garantizado hoy para el controversial proyecto impositivo a las grandes fortunas. Curiosamente, en los últimos días, el oficialismo le tendió una mano: se creará una Comisión Bicameral para un nuevo Código de Defensa del Consumidor, de autoría del mendocino, quien quedaría al frente de ese cuerpo. Una vez más, quienes no comulgan con sus movimientos salieron a dispararle con munición gruesa.

Ramón durante una campaña electoral, enfundado en una frazada, como símbolo contra los tarifazos del gas. Llegó al Congreso en 2017 y en 2019 fue candidato a la Gobernación de Mendoza.
Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Aguilar

A los 56 años, el exentrenador de rugby y conquistador de los usuarios mendocinos "cansados de las injusticias", quienes en su mayoría, con los años, se terminaron desencantando de él, supo construir su carrera política cuestionando a las gestiones de turno y al poder empresario, pero también tejiendo acuerdos poco visibles a la luz pública.

En el Congreso Nacional, a pesar de las diferencias que tiene dentro de su propio bloque, que terminan generando más incertidumbre que certezas sobre la voluntad final con las iniciativas que se debaten, al igual que le ocurrió en la provincia cuyana, Ramón tuvo varios episodios que llamaron la atención por su cambio de parecer sobre la marcha.

Una de los zigzagueos más recordados es el que decidió sobre el proyecto del aborto. Militó con los pañuelos celestes, luego se pasó a los verdes y finalmente rechazó la iniciativa de interrupción del embarazo. Bajo este escenario que se produjo en pocos días, el entonces diputado y hoy senador Martín Lousteau, lo apartó del bloque "Evolución Radical" por votar contra el proyecto.

Luego Ramón, de la mano del titular de la Cámara, Sergio Massa, se convirtió en presidente de la bancada Unidad y Equidad Federal, que sumó a disidentes macristas y permitió los votos clave a la Ley de Emergencia pedida por el presidente Alberto Fernández. Allí quedó plasmado el primer acercamiento a la actual administración, aunque su interbloque ya sufrió algunas bajas porque consideran que "el espacio se desvirtuó". Tanto Ramón como los hombres del oficialismo aseguran que no hay negociaciones a espaldas de los intereses del pueblo y ningún tipo de "toma y daca".

José Luis Ramón desfilando a caballo en el tradicional carrusel vendimial, de la mano de una agrupación gaucha.
Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Aguilar

En Mendoza, sus amigos e históricos compañeros políticos tuvieron duras palabras para Ramón en los últimos tiempos. "Tanto esfuerzo de años para que los ciudadanos tuviésemos representación en el Congreso, para perderlo en manos de un traidor a los valores de la República", expresó Mario Vadillo, diputado provincial de Protectora.

José Luis Ramón y Mario Vadillo, diputado provincial de Protectora, durante una campaña electoral. La relación tuvo un fuerte corte este año. "Tanto esfuerzo para perderlo en manos de un traidor a los valores de la República", disparó su histórico compañero.
Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Aguilar

"Son personajes increíbles. Cuando los vemos en la Legislatura nos acordamos de los mendocinos que los votaron y es un desperdicio", reflexionan en la Casa de las Leyes provincial.

Previo a su incursión en la arena política, Ramón fue docente. Y, siendo más joven, se dedicó a lustrar botas junto a su hermano menor. Fue también monaguillo, vendedor de helados, camarero, ordenanza y cosechador. Un todoterreno que hoy es muy funcional al kirchnerismo.