Luis Majul: “La gente le pide al Gobierno que no sea bruto y no cierre las escuelas”

·2  min de lectura

En su editorial de este viernes en +Voces, Luis Majul dijo que si se compara el porcentaje de positividad de hoy (24%) con el del jueves (casi un 35%) “no estamos al borde del colapso”, sino en una situación complicada, pero “lejos de la hecatombe que nos quieren vender” y que la gente le pide al oficialismo que “no mienta”, ya que intentan matar dos pájaros de un solo tiro: la falta de vacunas y su responsabilidad política.

Covid en Argentina hoy: la Justicia citó a una audiencia a la Nación y la Ciudad por las restricciones de circulación

“Aunque parezca redundante, prestemos más atención al número de muertos que al de contagiados. Volvamos a la discusión entre Alberto (Fernández), Cristina (Kirchner), (Axel) Kicillof y (Roberto) Baradel (de un lado), y la de Horacio Rodríguez Larreta por otro: el cierre de escuelas. Porque el siguiente dato demuestra, de manera brutal, que las escuelas abiertas no contagian”, dijo el conductor de ciclo que se emite por LN+.

Y agregó: “Si me apurás, te diría lo contrario, que cerradas (las escuelas), contagiarían más. El 15 de octubre del año pasado, con las escuelas cerradas, hubo solo 17 mil contagios, pero 471 muertes, con un índice de positividad del 61 por ciento. Es decir: récord de muertes por día. Comparémoslo con el dato de hoy, una vez más: casi 30 mil contagios, 160 muertes y 24 por ciento de positividad”.

Por otro lado señaló como conclusión que, con las escuelas cerradas, la situación era mucho peor que la actual. Pero “como somos periodistas pensamos mal, como conocemos el funcionamiento del kirchnerismo más fanatizado, pensamos peor todavía”. “Por eso, nuestra conclusión es: ponen bien arriba el récord de contagios para justificar un cierre que mate dos pájaros de un tiro. Uno: la carencia de vacunas. Y dos: su responsabilidad política por la carencia de vacunas”, enfatizó Majul.

Por último indicó: “Como muchas otras veces, como ya sucedió con la trampa del Indek (con k), el tiro les podría salir por la culata. Hoy una buena parte del país está en alerta, diciéndole al Gobierno y al oficialismo: no mientan. No manipulen. No sean tan brutos. No cierren las escuelas. Y también están repudiando a la mentira como arma política para acumular mas poder. Un solo ejemplo: ayer Kicillof mintió al sostener que el epicentro de la pandemia estaba en la ciudad de Buenos Aires”.